NEXO TLQM: Kamen Rider

Saludos cosmonautas,

empezamos a cerrar ya la semana NEXO #TLQM dedicada al Tokusatsu, y lo hacemos con un personaje muy querido en la Arcadia y por muchos de los cosmonautas que nos visitan a diario, estamos hablando de un personaje que en realidad son muchos, pero que es inimitable al mismo tiempo: Kamen Rider.

Ayer hablamos de Cyborg 009, la obra seguramente más longeva de Shotaro Ishinomori, pero quizás Kamen Rider sea la obra que más impacto ha tenido, especialmente por su formato televisivo, una serie que se inició hace 38 años y que hoy en día sigue fiel a su cita los domingos a las 8 de la mañana en Asahi TV. Como ya sabéis, nosotros os hablaremos del Kamen Rider televisivo (algo que ya hicimos hace tiempo, pero no estamos muy satisfechos con ese post) mientras que Marc Bernabé hablará del manga en Mangaland y Adrián Montiel hablará de la publicidad en Publicidad Japón.

¡Henshin!

El personaje original fue creado en 1971 por la pluma y el talento de Shotaro Ishinomori, uno de los mayores contribuyentes al desarrollo del tokusatsu (Kikaider, Inazuman, Akumaizer 3, Robotto Keiji, los GoRangers…). La serie de TV fue estrenada el 3 de Abril de 1971 en la cadena Mainichi Broadcasting System (que ahora es Asahi TV, la misma de los Super Sentai, Doraemon o Shin-chan) y, como decíamos antes, sigue en antena hoy en día. Aunque hay que tener en cuenta también que hubo un importante parón durante los años 80 y los 90, con solo un par de temporadas de Kamen Rider Super-1 y Kamen Rider Black en los 80, y unas pocas películas (aunque muy buenas) en los 90.  En el año 2000, se inicia de nuevo la franquícia en lo que se conoce como la era Heisei de Kamen Rider, que lógicamente es la que más se ha alejado de las premisas de Ishinomori, al fallecer este en 1998. Lo que aún no hemos podido confirmar del todo es si fue primero la serie o el manga. Marc Bernabé nos comenta que es posible que se pensara primero en la serie, pero que se acabara publicando el manga con antelación. En cualquier caso todo fue muy simultáneo, y como dice Ale, “da igual”.

El opening de la serie original

Como ya comentábamos en el post de ayer, los orígenes del Kamen Rider original (y muchos de los siguientes) son muy parecidos a los de Cyborg 009. Tenemos al archienemigo Shocker, la clásica organización terrorista con planes de dominación mundial, que está secuestrando a personas, convirtiéndolas en cyborgs, y después les lava el cerebro para que se conviertan en sus fieles soldados. Pero una de sus víctimas logra escapar justo antes de que consigan eliminar su consciencia, se trata de Takeshi Hongo.

Lo que viene a continuación es lo habitual, Kamen Rider luchará cada semana con alguno de los esbirros de Shocker u otras amenazas, enfundado en su chandal estilo adidas y esa especie de caparazón verde a lo Tortugas Ninja, ¡mítico traje! Afortunadamente no estará solo, ya que al poco tiempo el propio Takeshi salvará también a otra víctima de Shocker, Hayato Ichimonji, quien se convertirá en el segundo Kamen Rider.

Aquí tenemos a Kamen Rider Ichigo (1) y Kamen Rider Nigo (2).

Esa primera serie de 98 capítulos que se alargó hasta 1973 fue solo el principio, y después de los originales empezaron a salir nuevos Kamen Rider prácticamente cada año. Pero teniendo en cuenta que el diseño de los subsiguientes personajes era distinto, y que especialmente en los nuevos Kamen Rider de la era Heisei no hay continuidad alguna entre los argumentos, ¿por qué sigue llamándose Kamen Rider? Pues por la misma razón que los Super Sentai siguen siendo Super Sentai, a pesar de que cada año tenemos uno nuevo. Hay unas reglas a seguir, aunque a veces las reglas están para saltárselas:

1.- El protagonista tiende a ser un chico joven. Y añadiríamos que guapo también, especialmente en los últimos años ya que parece que están intentando atraer al público femenino, y más concretamente a las madres de los niños que siguen la serie, utilizando actores muy jovencitos y guapetones.

2.- De alguna forma u otra, se “convierte” en un héroe con armadura (usando un cinturón y gritando la palabra “henshin”, que significa “transformación” o “cambio”). Interesante la importancia aquí de la tecnología para dotar al héroe de poderes – sin transformarse no tiene poder alguno – , especialmente si lo comparamos con los clásicos superhéroes americanos que tienen sus poderes todo el tiempo (normalmente de origen alienígena o por alguna mutación extraña). De ahí que los cinturones que usan los Riders sean siempre un nuevo aliciente, aparte de otra forma de aumentar el merchandising de la serie.

3.- La mayoría de trajes están inspirados en saltamontes (una de las reglas que más se ha obviado en la era Heisei).

4.- El Kamen Rider utiliza una motocicleta (aunque en algunos casos solo de forma anecdótica, especialmente en la era Heisei, aunque Kamen Rider W parece que empieza a recuperarlo).

5.- Prácticamente todos los Kamen Rider pueden mejorar sus habilidades y transformarse en una versión superior de si mismos (hay ataques especiales, trajes diferentes, algo que también se ha explotado mucho en la era Heisei – ¡seguramente para vender más figuritas!).

6.- Todos los Riders tienen un “golpe definitivo”, que para casi todos siempre ha sido la famosa “Rider Kick” (algo que ya hemos visto de forma parecida en otras series Tokusatsu, como Ultraman).

7.- El héroe lucha contra una organización con oscuras intenciones que normalmente tiene que ver con su transformación en Kamen Rider. Un elemento muy “ishinomoriano” y que da mucho juego para hacer tramas con intrigas y misterio.

A pesar de que la mayor parte de su audiencia sean niños, Kamen Rider siempre ha destacado por ser un Tokusatsu más adulto en comparación con los Super Sentai (que se emiten justo antes). Ishinomori siempre ha tratado de darle un enfoque más oscuro a este personaje, en contraposición con los coloridos GoRangers, y ha compartido con Kikaider esa parte torturada de la psicología del personaje, que maldice su condición de cyborg: hasta cierto punto humano, pero no del todo. En definitiva, Kamen Rider siempre será un outsider, visto muchas veces como un enemigo de la sociedad, a pesar de estar defendiendo al ciudadano de a pie en muchas ocasiones (aunque en muchas otras se trata de una lucha y una venganza personal). Eso es algo más que obvio en las películas que aparecieron en los años 90, en las que encontraremos altas dosis de violencia, enemigos terroríficos, e incluso algunos desnudos. Pero desde la aparición de Den-O en 2007, el Kamen Rider actual ha empezado a infantilizarse cada vez más, con cada vez mayores dosis de humor simplón y un montón de gadgets destinados al merchandising más infantil (aunque algunos adultos también picamos cuando se trata de cinturones molones que no podemos abrocharnos ni en broma). Recomendamos encarecidamente a todo aquel que crea que el Tokusatsu en general es demasiado infantil, que le eche un ojo a las películas de Kamen Rider J, Kamen Rider ZO y Shin Kamen Rider, seguramente los films que más se acercan a la idea original del maestro Ishinomori. (Encontraréis una lista de todas las series, películas y Kamen Riders en la Wikipedia.)

Uno de los enemigos de Kamen Rider ZO (no tan apto para el público más infantil).

El trailer de Kamen Rider J, el único de ellos que se convertía en gigante al estilo Ultraman.

Otra de las grandes bazas de Kamen Rider es precisamente que no se trata del mismo héroe cada vez, ni siquiera el mismo villano. Esto significa que cada vez se puede desarrollar una nueva historia, plantear el “mito Kamen Rider” desde otro punto de vista, en otro contexto y con otros resultados. Algo que incentiva la creatividad, lo cual es siempre positivo, pensamos, a pesar de que en algunas ocasiones hay que reconocer que se les va la pinza a los guionistas. Pero todo esto no ha evitado que se cumplan las habituales fantasías de todo fan, los crossover. En realidad han sido una constante ya desde la primera secuela de Kamen Rider. Ya que en algún momento u otro, ya sea en la propia serie de TV, en episodios especiales, o incluso en películas que poco o nada tienen que ver con la trama, hemos podido ver a los distintos Kamen Rider unir sus fuerzas o incluso luchar entre ellos. El más reciente ejemplo, y seguramente el más ambicioso, ha sido la película de Decade. La serie que celebraba los 10 años de los Kamen Rider de la era Heisei, se ha atrevido a mezclarlos a todos con los Riders de la era Showa. ¡Estamos pendientes de ver el resultado!

Los Riders de la era Showa, con algunas ausencias.

Kamen Rider Black junto a sus predecesores.

¡Aquí tenemos a toda la familia Kamen Rider al completo para la película de Decade! Más información y tráiler aquí.

Aquí buena parte de la familia en la colección de Urías (en fase de ampliación).

A modo de conclusión, queremos reflexionar respecto a las debilidades y fortalezas del personaje de Kamen Rider. Una franquicia que, como todas las que hemos tratado a lo largo de esta semana, ha tenido un impacto muy grande en la cultura japonesa, convirtiéndose en un personaje querido tanto por niños como adultos. Pero seguramente su problema ha sido lo que antes presentábamos como una virtud; no estamos hablando de un único personaje, si no de 26 o más, y por lo tanto, es más difícil que se consolide como un poderoso icono de la misma forma que lo consiguieron Gojira y Ultraman. Seguramente el Kamen Rider original es el que más poder simbólico puede tener, pero quizás conecta menos con las nuevas generaciones.

Pero volvemos a insistir en que eso es también una virtud en muchos aspectos, y apelamos a esa libertad creativa que nos ha permitido disfrutar de muchos Kamen Riders distintos, algunos más adultos, otros más infantiles, un poco para cada uno. Así pues, si uno quiere introducirse en el mundo de Kamen Rider, creemos que es crucial acertar con el primer Rider que vemos, ya que puede marcar mucho nuestra opinión. Así pues, para aquel público que esté buscando tramas más serias, quizás les recomendaremos empezar por Agito, Kuuga o incluso Kabuto. Si lo que uno busca es un Tokusatsu más oscuro, las pelis de los 90 que hemos comentado (J, Shin, Zo…). Pero si buscas niñas guapas, chicos monos, y simpáticos monstruos algo tontorrones, quizás estás buscando a Den-O. Lógicamente, si lo que te gusta es todo el encanto retro del tokusatsu, entonces te valdrán las series de la era Showa, aunque son mucho más difíciles de encontrar. En cualquier caso, siéntate a disfrutarlo… ¡henshin!

Puedes encontrar todos los Kamen Rider de la era Heisei subtitulados en inglés en TV-Nihon, y algunos en español en Tokuniverso (también encontrarás Ultraman ahí).

El Héroe Tokusatsu más Musical

Algunos se preguntarán el porque de este título, pero es que en los últimos años la franquicia Kamen Rider ha destacado respecto a las demás por cuidar mucho más todo el aspecto musical. No es de extrañar entonces que se hayan implicado a artistas Pop y Rock de renombre a la hora de componer los openings de la serie (algunos ejemplos pueden ser Aikawa Nanase en Blade, y más recientemente Gackt en Decade). Es tal el nivel de comunión entre música y Kamen Rider que se llegó a crear en el 2000 una banda oficial para interpretar las canciones del retorno de Kamen Rider en la era Heisei: los Rider Chips. Mientras que al principio solo eran tres músicos sin vocalista, y echaban mano de artistas invitados, en el 2006 consiguieron un vocalista permanente. Ellos han sido responsables de muchos de los temas que hemos podido escuchar en Agito, Ryuki, Faiz, Blade y Kabuto, pero también han versionado algunos temas clásicos o aportado música para la máquina de pachinko de Kamen Rider.

El opening de Kamen Rider versionado cantado por Hiroshi Fujioka (el Kamen Rider original).

Pero a partir del 2007 Rider Chips dejaron de ser la banda principal de Kamen Rider y se renovó la idea. Para empezar, el trabajo ya no se limitaba solo a los openings, o las “battle songs” (las canciones que suenan mientras se suceden las batallas) si no que van a editarse muchos más Singles con los temas que se pueden escuchar a lo largo de la serie y también otros temas inspirados que no necesariamente tenían lugar en la serie. Con Den-O, el Kamen Rider más sobreexplotado a nivel comercial, ya se empezó a sacar un sinfin de Singles  e incluso a involucrar a los actores en la grabación. Aquí un ejemplo, con los Imajin cantando el opening de Den-O…

¡Para mi mucho mejor que el opening original de Den-O!

Con Kamen Rider Kiva esto llegó al sumum, y fue directamente nuestro Kiva el encargado la mayor parte de las canciones de la serie junto a su “grupo” Tetra-fang.

Y tampoco se quedaron ahí, si no que cada uno de los protagonistas acabó grabando algún tema inspirándose en sus personajes. Algunas fueron en solitario, otras a dúo, e incluso a coro…

¡Madre e hija juntas! (Pero no revueltas.)

Y la fabulosa organización Aozora en sus distintas generaciones.

Por último, una de las mejores canciones que se han hecho seguramente para Kamen Rider Decade (pura objetividad), de manos de Gackt:

No hemos podido encontrar material que mostraros con grupos que se hayan inspirado en Kamen Rider para hacer sus canciones, pero si buscáis en Spotify encontraréis un grupo llamado Berserk, con una divertida canción llamada “Kamen Rider Love Song”. Aparte de esto, lo que sí encontraremos son versiones de los openings, como la que hicieron una Boy Band japonesa destrozando todo el poderío del opening de Kamen Rider, los responsables son los archiconocidos W-inds (por desgracia, el vídeo ya no está disponible), y por supuesto Animetal (¡buscadlo en YouTube)

¡Después de este rollo no podéis perderos los posts en Mangaland y Publicidad Japón sobre el manga y la publicidad de Kamen Rider!

Y venga, como hoy hablamos de Kamen Rider, os ofrecemos un extra… ¡”Kamen Rider World!” Un corto con Kamen Rider J y Kamen Rider ZO juntos!