Crítica: Kamen Rider Agito (agitar antes de usar)

Saludos cosmonautas,

después de un largo paréntesis de meses, en estas últimas semanas pudimos retomar el visionado de Kamen Rider Agito para llegar a su final. Es por lo tanto el momento de hablaros de la que probablemente es nuestra serie favorita de la saga Kamen Rider, con el permiso de Kamen Rider Kabuto. Y no solo eso, intentaremos convenceros de que. si aún no os habéis animado a ver una serie de Kamen Rider, este puede ser el mejor comienzo.

Toshiki Kashu es Tsugami Shouichi (Kamen Rider Agito)

Kamen Rider Agito (2001) fue la segunda saga de la era Heisei después de que se reiniciara con Kamen Rider Kuuga, y además es la que celebra el 30º aniversario de la creación del personaje original de manos del ilustre Rey del Manga, Ishinomori Shotarô. La serie tiene una peculiaridad que no se ha repetido en las siguientes de la era Heisei, y es que hay cierta continuidad en el argumento, aunque sea anecdótica. A grandes rasgos, Kamen Rider Agito cuenta la historia de como unos seres sobrehumanos a los que  la policía llama “Unknown” (nombre que les ponen para diferenciarlos de los anteriores “unidentified life forms” que aparecían en Kuuga, y aquí acaba la relación) empiezan a atacar y asesinar de forma brutal a algunas personas, sin razón aparante. La policía, a raíz de los incidentes acaecidos en Kuuga, ha creado un cuerpo especial llamado G3, que se encarga de repeler estos seres con la ayuda de una armadura y unas armas de alta tecnología, al más puro Metal Heroes (tipo Space Sheriff Gaban). A pesar de los esfuerzos, parece que el G3 no es aún capaz de estar a la altura de estos enemigos, pero es entonces cuando de la nada aparece Kamen Rider Agito, para salvar la papeleta.

Este sería el punto de partida de la serie, pero hay mucho más, ya que en Agito nos encontraremos una elaborada trama llena de intriga y emociones fuertes que nos tendrán en vilo la mayor parte de los 51 episodios de los que consta el show. En realidad, esto es algo habitual en todas las series de Kamen Rider, existe algún secreto, algo que hay que ir descubriendo y que acaba desvelándose poco antes de llegar al final, y en el caso de Agito todo se centra en un barco y las personas que iban a bordo un día determinado, no diremos más. Pero también es cierto que en algunas de las series de Kamen Rider parece que el misterio solo esté ahí para ir tirando de la trama más que para hacerla avanzar, convirtiendo un montón de episodios en puro relleno. Aunque Agito adolece de esto durante algunos pocos episodios a mitad de la serie, cuando parece que las cosas solo van dando tumbos, la mayor parte de la historia se va desarrollando sin prisa pero sin pausa, atando cabos poco a poco, pero sin que uno llegue a imaginarse del todo cual será el desenlace. Esta es, sin duda, una de las grandes bazas de Kamen Rider Agito, realmente consigue que quieras ver un episodio tras otro.

Una enigmática pintura que aparece en el opening de la serie, y que nos da ciertas pistas sobre qué es “Agito”.

Si alguien ha tenido la oportunidad de ver alguna de las últimas series Heisei, léase Kamen Rider Den-O, Kiva o Decade, y ahora se pone a ver Agito, en seguida se dará cuenta de que la franquícia ha evolucionado, y no precisamente a mejor. Lo más evidente es que Kamen Rider Agito está enfocada a un público más adulto, y sin hacer excesivas concesiones a ese lado más infantil y humorístico de los Riders actuales, aunque hay que reconocer que  siguen habiendo grandes dosis de humor “ligero” (tan japonés), pero sin ser exagerado ni forzado en su mayor parte (que no molesta, vamos, como sí llega a molestar en Kiva o Decade – Den-O es otro tema). Y gran parte del mérito de todo esto se encuentra en el elenco de actores y sus personajes. Hay un poco de todo, desde el típico héroe a lo Clark Kent, despistado, humilde y aparentemente algo tonto, el también típico antihéroe con una faceta más oscura, el policía vocacional siempre desmontado y puesto en evidencia por culpa del “Clark Kent” de la serie, encontraremos también la mujer marimandona, pero siempre con buen criterio, y aparte de algunas chicas que alegran la vista, también hay otros personajes interesantes y/o divertidos que ya descubriréis (porque tenéis que verla).

Gills, Agito y G3, los tres heroes de la serie.

Pero no solo los héroes son interesantes aquí. Cierto es que los villanos de la semana siguen siendo los villanos de la semana, monstruos totalmente planos, sin apenas caràcter, pero la trama que hay detrás suyo está algo más allá de los típicos malos malvados que ansían dominar el mundo, y eso es de agradecer (aunque se tarde un poco en descubrirlo). De hecho, es algo con lo que a menudo nos sorprenden los autores japoneses, que no lo pintan todo de blanco o de negro, si no que siempre hay matices, y los malos no siempre son tan malos ni los buenos unos eternos santos, en realidad, hay algunos personajes que a menudo se mueven entre la línea del bien y el mal.

Unos pocos de los villanos que aparecen, aunque faltan algunos de los mejores.

Todos estos elementos juntos han conseguido elaborar la que por méritos tiene que ser, si no la mejor, una de las mejores series de Kamen Rider (a pesar de no ser de la más “ishinomoriescas”). Si esto no fuera ya suficiente motivación para su visionado, consideramos que las características de Kamen Rider Agito la convierten en la serie ideal para el neófito o para el no iniciado en el mundo de los Kamen Rider o el tokusatsu en general. Ya hemos hablado en múltiples ocasiones de aquellos aspectos del tokusatsu que tanto ahuyentan a los infieles, como pueden ser los trajes de los villanos o lo infantil de todo el conjunto. Pero como decíamos, Kamen Rider Agito tiene una de las mejores y más elaboradas tramas de la saga, unos diseños de los trajes más convencionales que no escandalizarán a nadie (de hecho, si eres capaz de ver Stargate, los de Agito les dan mil vueltas…), y en general ese tono algo más adulto que convierte la serie en un producto mucho más exportable a la mentalidad televisiva occidental.

¿Hace falta que os digamos más? ¡Empezad a buscarla, porque vale su peso en oro! Ahora os dejamos con algunos videos, y recordad, hay que AGITAR antes de usar: