NEXO #TLQM: ¿existe un movimiento friki?

Lista de blogs participantes en el NEXO #TLQM Día del Orgullo Friki 2011 más abajo.

Saludos cosmonautas,

hoy 25 de Mayo es el Día del Orgullo Friki. Nerds, geeks, fans, culturalmente dispersos, roleros, webcomiqueros, trekkies, wookies, narutards, y otra gente de la misma calaña se supone que deben sentirse hoy más orgullosos que nunca de ser como son. El “friki” con el tiempo se ha ganado su lugar entre perroflautas, góticos, chonis, tuneros, pijos y tantas otras tribus urbanas, pero lo curioso es que no existe un día del orgullo perroflauta, un día del orgullo gótico, o un día del orgullo choni (afortunadamente). Esto y otras cosas nos llevan a pensar en la existencia o no de un movimiento friki, en su naturaleza, e incluso, de la necesidad de esta celebración.

¿Por qué se suelen celebrar los “días de”? Con las excepciones de montajes comerciales el estilo “día de la madre” o “día del padre”, la mayoría se celebran con intención de reivindicar alguna cosa. Ya sea el papel de la mujer trabajadora, la denuncia de la explotación laboral infantil, o la libertad sexual, lo que se quiere es dar protagonismo por un día a una situación, echar luz encima para denunciarla o reivindicarla. En el caso del Día del Orgullo Gay, lo que se reivindica es que se normalicen unas condiciones sexuales que están mal vistas por buena parte de la sociedad. La reivindicación friki comparte la misma fórmula que la de la comunidad gay, es decir, se habla de “orgullo”.

En la imagen generalizada del friki encontraremos también esa parte de marginación en la sociedad. El nerd, el geek, es el que en las películas americanas siempre acababa dentro de un cubo de basura, el raro que difícilmente podía integrarse en el grupo, ya fuera por su personalidad introvertida, como por tener unas aficiones, un mundo propio, que los demás no compartían. No os descubriré un mundo al deciros que “friki” proviene de la palabra inglesa “freak”, que se puede traducir como “raro”, “insólito”, “monstruo”, “bicho”… es decir, por definición, el friki es un ser raro, no es “normal”, no es como los demás, y por lo tanto, no ha de extrañar que se le trate diferente. Así es como durante la mayor parte de la historia de los “frikis”, si es que podemos hablar de algo así, se han sentido estos sujetos fans de Star Wars, los cómics, el cine de género, o el tokusatsu.

Pero con reivindicaciones como las de hoy, el friki hace tiempo que ha salido del armario y ha proclamado su condición, se siente raro, sí, pero está orgulloso de serlo. Ya no quiere convertirse en un Teen Wolf para ligarse la rubia de la clase, no quiere entrenarse en el gimnasio para partirle la cara al matón de turno (y quedarse con la rubia), en definitiva, ya no siente esa necesidad de ser normal y aceptado por todo el mundo (especialmente por la rubia). Esta voluntad de reinvidicarse tal y como es uno ha tenido su impacto en la sociedad en general. Ya vimos lo que pasó en Japón y los otakus gracias a Densha Otoko, pero ahora en este país cada vez son más y más los que se consideran frikis, e incluso ha empezado a ser algo “cool”. Los periódicos dedican mucho más espacio que nunca a hablar de cómics (aunque rezume gafapastismo), de estrenos de ciertas series o películas, y no hace falta decir que Hollywood ha sido invadido por producciones inspiradas en obras que siempre habían pertenecido al nerd. Aparte de esto, el friki se ha organizado. Hay cientos de jornadas, salones y otras actividades que han perpetrado un sinfín de asociaciones variopintas, y lo hacen por puro altruismo… ¿o deberíamos hablar de proselitismo?

Así es, el friki ya no se contenta sólo con ser aceptado plenamente por el resto de la sociedad, y aunque aún le falta mucho para que se le trate igual que a un aficionado al fútbol o a la prensa del corazón, ya ha empezado hace tiempo una campaña para convertir a más y más gente a su “frikismo”. De hecho, es habitual que muchos recomienden leer/ver/jugar a ciertas cosas a muchos de sus conocidos que no se consideran “frikis”. Y cuando lo hacen procuraran acertar, no recomendarán cualquier cosa, pensarán muy bien qué están recomendando y a quién, porque lo más habitual es que el interlocutor pase olímpicamente o no le encuentre el atractivo que le ha visto el friki. A muchos les hierve la sangre con las ganas de compartir estas cosas, y esto es algo que gracias a los blogs, redes sociales, o Twitter, estas recomendaciones llegan a mucha más gente.

Con esta capacidad organizativa parece que respondemos a la pregunta sobre la existencia de un “movimiento friki”. Existen lazos invisibles que unen a estas personas, comparten referentes, lenguaje e incluso formas de vida. Pero quizás se diferencian del resto de tribus urbanas por ser mucho más heterogéneos y proselitistas, y por buscar activamente un lugar en la sociedad (en contraposición a ciertas tribus cuya existencia se basa precisamente en vivir al margen de ella).  Todo movimiento necesita una razón de ser, unas motivaciones, y sobretodo, unos objetivos. ¿Cuáles son los del movimiento friki? Está claro que el primero es ser aceptado, algo que poco a poco va logrando, y quizás el segundo sea convencer a más gente que lea cómics, vea ciertas películas, juegue al rol o a videojuegos.

¿Y qué pasa si se consiguen estos objetivos? Como decíamos, la cultura friki ha inundado el mainstream en los últimos años, y la industria se ha fijado en ello. Ahora ver una película de Thor ya no es nada del otro mundo. “Watchmen”, obra de culto y referente en la historia del cómic, es objeto del merchandising indiscriminado. “Lost” frikizó al mundo, series como “Game of Thrones” aparecen en todos los periódicos, así como la celebración del Salón del Manga de Barcelona, que es ya noticia obligada en casi todas las televisiones. ¿Significa esto que esa “rareza” del friki desaparecería si se extiende mucho más su cultura? ¿Dejarían de ser los tipos raros para convertirse en una pieza más del mainstream? ¿Dejarían de ser frikis?

Si así fuera, el término “friki” perdería todo su sentido, ya no serían gente rara ni monstruos, y no habría que organizar días del orgullo, ni nada parecido (¿orgulloso de qué?). El friki sería uno más, alguien normal y corriente. ¿De verdad es esto lo que quiere el friki? ¿No se habría perdido parte de la esencia e incluso de la diversión? Como occidentales que somos, ¿seremos capaces de vivir con esta contradicción constante?

Pues yo no lo sé, pero por si las moscas sugeriré algo, que se deje de utilizar la palabra “friki”.  Me gustaría apostar por extender más el uso de “fan” o “culturalmente disperso”, dos términos que pueden considerarse sinónimos de friki, pero cuyas connotaciones implican una forma distinta de tomarse uno mismo su condición de “aficionado a algo”, menos de tribu urbana, menos de movimiento reivindicativo, sino uno mismo con sus aficiones, compartidas o no.

Y tampoco sé si hay que seguir celebrando el Día del Orgullo Friki, pero en cualquier caso… ¡Feliz día de la toalla!

Como ya empieza a ser tradición, para celebrar, y al mismo tiempo reflexionar, sobre el Día del Orgullo Friki, bajo la bandera del NEXO #TLQM nos hemos puesto de acuerdo un gran número de blogs para escribir una serie de posts. Hay un montón, así que marcad esta página en favoritos para leer cada uno de ellos estos días,  ¡todos los merecen!

(paciencia si algún link no funciona, es posible que lo haga más tarde)

La Arcadia de Urías – ¿existe un movimiento friki? <– si quieres linkar sólo a un post que sea este

Captain’s Weblog de Cels Piñol – Dawn of the Freaks 

Dekabase Command Room – Honrando a los ancestros

Dos mineros en Japón: Crecimiento del movimiento Friky

EVILS~ – De profesión friki…¿o no puedo serlo?

Genjutsu – Ilusiones diarias – Eres un Friki

Gocha Gocha – Digue’m “friki”, friki!!

HeliosHyperion – Día del orgullo friki

Jaume Estruch Blog – ¿Eres un Friki?

El Manga que sólo Dios conoce – MQQQEEE Vol. 61: Otaku no Musume-san

Los Mangas de Max –  “Dia del orgullo Friki”

Megapéutico – ¿Por qué orgullo friki?

Nere y Lorco se van a… – Segundo paso

Nihoneymoon – El día que friqueamos peligrosamente

Niponadas (by Marc Bernabé) – ¿Qué es un otaku?

el Pachinko – Bakuman

Paella de Kimchi: El K-Pop y el frikismo que viene

Pepinismo – Riviera, la tierra prometida

Publicidad Japón – Publicidad Japón ¿Cómo empezó todo?

One of the crowd – ¿Friki? ¿y eso en qué consiste?

Ramen Para Dos – Los Mangas, Animes y Doramas de Otakus

Roy D. Mustang: NEXO #TLQM: ¿friki o simple aficionado?

Samurai Studio – Los frikis vs la sociedad

Sobran las palabras – ¡Friki!…; Gracias!

Ahlmogabar – Dia del orgullo ¿”FRIKY”?

Cristomc Blog! – Todos somos (o fuimos) frikis