define('DISALLOW_FILE_EDIT', true); define('DISALLOW_FILE_MODS', true); Blog - Página 81 de 83 - La Arcadia de Urías

Tokusatsu: Crítica de Kamen Rider Kiva

Saludos cosmonautas,

Con el estreno el pasado fin de semana el nuevo Kamen Rider, llegó el momento de enterrar al que nos ha acompañado durante este 2008 y parte del 2009, el Kamen Rider más gótico hasta ahora, Kamen Rider Kiva (para más datos y argumento pinchar aquí). Es momento entonces de hacer un balance de como ha funcionado, a nuestro parecer, la novena entrega de la saga de la era Heisei.


La primera impresión que tuvimos de Kiva no fue ni del todo buena ni del todo mala. Su traje, realmente atrevido considerando sus antecesores, nos agradó por intentar algo diferente, tenía un look ciertamente agresivo, gótico, muy del siglo XXI, dejando un poco de lado las clásicas armaduras robóticas, para algo más orgánico, más al estilo Hibiki. Pero por otro lado, su ataque final no acabó de convencernos, esa pierna alada tenía un aire demasiado ortopédico, esa subida a los cielos del revés, estaba como… como del revés. Lógicamente nos hemos acostumbrado a ello, pero no deja de ser uno de esos hisatsu attacks más flojillos.

Respecto a los enemigos, los “fangire” (¿con un juego de palabras algo tonto quizás? pero a uno le hace sonreír). uno diría que eran de los más conseguidos si los comparamos con los recientes Kabuto y Den-O, y esa idea de usar las vidrieras de Iglesia como característica de los fangire creemos que fue ciertamente original. Pero una vez más nos fallaba algo, y en este caso era ese ataque suyo con colmillos voladores, que aunque conseguían generar ese miedo al bocado vampiresco, no acababan de ser del todo contundentes.


Otra cuestión importante en Kiva, era el hecho que la acción transcurría en dos tramas distintas temporalmente, una en la actualidad con Kiva y compañía, y la otra en 1986, con los progenitores de los primeros. Eso daba un juego interesante a la serie, porque aparte de lo interesante que era la recreación de los años 80 (aunque estaba más trabajado en los primeros episodios), le añadía emoción a la trama al ver como los hechos en una y otra línea temporal iban encajando poco a poco.

En otro orden de las cosas, nos encontramos que Bandai tuvo seguramente mucho que ver en muchos de los artilugios y otras cosas varias que aparecieron en la série (aunque eso está a la orden del día, claro está, se trata de vender cuantos más muñequitos mejor). Y entre el castillo volador, la espada de Kiva y tantas otras chuminadas… se lucía en la serie un catálogo de juguetes que realmente le daban un toque incluso más infantil que el que tenía Den-O (que ya es decir).

Con todas las cartas sobre la mesa, es momento de entrar a valorar el desarrollo de la série, a lo largo de estos 48 episodios. Y de la misma forma que el pie con alas de Kiva no acabó de entrarnos, diríamos también que sus primeros pasos tampoco fueron con muy buen pie. Aunque es cierto que, con cada nuevo Rider, uno acostumbra a tener la sensación de que la cosa no es tan buena como la anterior (y con el paso del tiempo siempre va a mejor). Pero con la excepción de la trama de 1986, Wataru no parecía dar la talla para ser un Kamen Rider y quizás su aspecto de niño guapo con cara de no haber roto nunca un plato no ayudaba (aunque por lo que parece, sí ayuda a que las madres de los niños que ven la série se enganchen a ella – de ahí porque los Riders parecen sacados siempre de alguna revista de moda o algún anuncio para quinceañeras). Además, el elenco de Kiva no acabó de ofrecer personajes tan carismáticos como los que nos han dado entregas anteriores.


Afortunadamente, al avanzar la série, se cumplía la máxima que antes mencionábamos, la trama se volvía cada vez más interesante, y los personajes más en su lugar. A medida que íbamos intuyendo el orígen de Kiva, gracias a la trama de 1986, y como todo lo ocurrido entonces empezaba a tener su repercusión en Wataru y sus amigos y romances (especialmente con la aparición del Rey de los Fangire), la série se ponía cada vez más interesante, uno ya acababa cada episodio con ganas de saber qué pasaría en el siguiente.

Pero… Hay un “PERO”.

Cuando muchos de los secretos fueron desvelados, y algunos giros de la trama nos dejaban boquiabiertos (y eso no es necesáriamente bueno), todo el clímax que se había creado se desinfló como un globo, y a partir de ese momento la série parecía avanzar a trompicones, procurando estirar la trama de forma forzada. Y cuando se esperaba que algunos episodios más acabaran redondeando la série, un final abrubpto, casi precipitado, despachaba la série con un par de episodios, y adiós muy buenas, nos vemos en Kamen Rider Decade.

Así que, en definitiva, Kamen Rider Kiva no será seguramente una de las séries favoritas de los fans de la saga, y esos inicios tambaleantes, así como su final descafeinado, pueden hacer que muchos se echen para atrás. Pero a pesar de todo, queremos insistir que, aún así, se le puede dar una oportunidad a la série, ya que todo lo de enmedio sí vale la pena. Además, la banda sonora está plagada de canciones que están muy por encima de la media habitual en Kamen Rider (y prácticamente todas cantadas por los protagonistas, que aunque no sean unos prodigios de la voz, tiene su mérito).

Y para aquellos que vayáis a echar de menos a Kiva, en el nuevo Kamen Rider Decade tendréis algunas sorpresas…

Dejar comentario

Curiosidades: El Fundamentalismo Islámico de Nintendo

Saludos cosmonautas,

después de años y años de jugar a sus exitosos juegos, de probar varias de sus plataformas, e incluso de ver una película infumable como la de Super Mario Bros., cuando pensábamos que ya lo sabíamos todo de Nintendo y su filosofía de contenidos sanos a la Disney, nos cae semejante bomba: existe un juego para la NintendoDS que está fomentando el islamismo entre los indefensos niños americanos.
Al parecer, una mujer de Indiana ha encontrado en el juego “Baby Pals”, que una de las frases que suelta el bebé del juego es “Islam is the light”, o lo que es lo mismo, “El Islam es la luz”. Pero la cosa no acaba ahí, y es que esa misma mujer no hace mucho también fue protagonista en los telediarios americanos al destapar que uno de los juguetes de Fisher Price soltaba las mismas proclamas islamistas (en realidad, era el mismo clip de sonido) y además añadía un bonito “Satan is king” (satán es el rey). Aquí tenéis el vídeo en el que aparece la mujer en cuestión, y esos dos juguetes del diablo:

Podéis pasaros también por YouTube para ver las decenas de vídeos que padres escandalizados han colgado denunciando a la muñequita por islamista y satanista (aunque ambas cosas sean algo contradictorias…).

Sirva esto de ejemplo del fenómeno de la percepción, y la implicación que tiene todo nuestro aprendizaje previo a la hora de interpretar los estímulos que llegan a nuestro cerebro, o en otras palabras: sirva esto de ejemplo de hasta qué punto el fundamentalismo religioso de Estados Unidos consigue lavar el cerebro de sus fieles para que acaben teniendo paranoias religiosas como la que hemos ilustrado (y con las que nos divertimos tanto, por ello, gracias). Y si seguís pensando que cabe la posibilidad de que esos mensajes sean reales e intencionados, aquí un vídeo que muestra los mensajes ocultos en español que hay en algunas canciones (nunca más volveréis a escuchar “Hotel California” sin pensar en un “chinito pecando”, y seguro que, como un servidor, reclamaréis ya un muñequito del “pingüino rodríguez”):

Cuando uno pensaba que lo de los mensajes ocultos y satánicos de los discos de Heavy Metal ya había pasado a la historia… pero lo cierto es que Estados Unidos son unas máquinas a la hora de encontrarlos (más bien, inventarlos), y en el enlace de about.com encontraréis otros ejemplos, como las denuncias hacia Tinky Winky por amenzar con pegar un tiro a un niño (¡y encima gay!), las denuncias a una muñeca por llamarle putón a una niña, o las denuncias a Elmo por amenazar a un niño de matarlo. ¿Seguro que el problema son los juguetes? ¿O padres paranoicos que paranoian a sus hijos? En todo caso, perlas como estas siguen llegando desde hace décadas desde el nuevo mundo…

Via: Akihabara Blues & About.com

Dejar comentario

Hilo musical: LM.C. ¡en concierto en Barcelona! (30 de Enero)

Saludos cosmonautas,

Aprovechamos la cercanía del concierto de la banda nipona LM.C. que darán el día 30 de Enero en la Sala Salamandra de l’Hospitalet de Llobregat (por gentileza de Naizo), para introduciros ya en el mundo de la música Rock japonesa.


LM.C. es una banda de díficil descripción, debido principalmente a la variedad de estilos que se entremezclan en su repertorio. Si bien podríamos identificarlos como una banda de Pop-Rock con guiños al Visual Kei o incluso el Oshare Kei (en especial por su cuidado look, tanto por vesturario como por sus videoclips), en sus canciones también entra el Rap, toques Metal, y toques de Pop muy suave, o incluso Pop Electrónico. A pesar de todo, cada una de las canciones, sea del estilo que sea, lleva un sello de personalidad bien marcado, una especie de “esencia de LM.C.” que hace que a pesar de no ser unos profundos innovadores, sus trabajos tengan siempre algo especial, algo que llama la atención. Si bien es cierto también, que a veces esto significa que algunos de sus temas son a veces demasiado parecidos.

La banda la fundó Maya (uno de los guitarristas de las giras de miyavi) en el año 2003, aunque no fue hasta la llegada de Aiji en el 2006 (flamante guitarrista de los veteranos y ya disueltos Pierrot) que la banda despegó de verdad con sus “Trailers [Gold]” y “Trailers [Silver]” y después en el 2007 con el ya mítico Single “OH MY JULIET”. Desde entonces la salida de Singles, PVs (es decir, videoclips) ha sido constante, y su presencia se ha hecho notar mucho.

Vídeo publicado por Naizo, con LM.C saludando a los fans españoles, y presentando su gira europea.

Para aquellos aficionados a la música japonesa (ya sea Visual Kei, Metal, Rock o Pop), su actuación en Barcelona es casi de obligación asistir. Para los que no se hayan asomado nunca al fascinante mundo musical nipón representa una oportunidad especial de poder ver como las gastan los músicos japoneses, con propuestas que siempre ofrecen algo diferente a lo que estamos acostumbrados en occidente.

Os dejamos con algunos de sus PV (muestra de su variedad de estilos), y esperamos veros en el concierto de la Salamandra (aparcaremos la Arcadia muy cerca), y recordad que después de la actuación Maya y Aiji dedicaran una buen rato a saludar a los fans:

LM.C. “OH MY JULIET”

LM.C. “Bell the Cat”

LM.C. “88”

Dejar comentario

Cómics: Keroro Gunsou

Saludos cosmonautas,

Como habréis visto, poco a poco os hemos ido presentando algunos de los personajes que habitan nuestra querida Arcadia, desde el inquieto Urías hasta los flamantes Kamen Rider. Y hoy ha llegado el momento de presentaros a un personaje que ha pasado largas temporadas a bordo de nuestro navío interestelar, pero que actualmente se encuentra destinado en un planeta al que él llama Pokopén, tratando de invadirlo… aunque por lo que parece, la cosa no avanza.

Hablamos, claro está, de nuestro Sargento más querido, el Sargento Keroro, una ranita keronense con debilidad por las maquetas Gundam que es abandonado en la Tierra (Pokopén) después de una invasión fallida. Poco a poco va encontrándose con el resto de su tropa, que también han quedado rezagados, y es entonces cuando reciben la misión de invadir la tierra, objetivo que se toman con mucha calma, y con unos planes de invasión dignos de los inventos del TBO (si los inventos del TBO hubiessen abordado alguna vez formas de invadir un planeta). A todo esto hay que sumarle la convivencia con la familia pokopense de los Hinata, que sufren en sus carnes los planes de los bicharracos, pero también se aprovechan de las pobres ranitas para que les hagan las tareas de la casa (por cierto, antológico el momento en que descubren a Keroro, no se podía hacer de forma menos espectacular y más graciosa).

Como todo friki con ganas de apuntarse un tanto, Urías me recuerda y se jacta de haber conocido a Keroro bastante antes de su llegada “oficial” a través del manga publicado por Norma Editorial en España, y por el anime que hoy en día se emite en televisión. Su primer encuentro con el personaje fue a través de una serie japonesa llamada Densha Otoko (hablaremos de ella en un futuro próximo), y cuyo protagonista, la perfecta definición del otaku solitario, solía pasearse con camisetas, muñequitos y otro merchandising de la rana keronense.

Fijaos en la rana de encima de la cama (Urías tiene la misma en su camarote).

Para Urías eso fue un amor a primera vista, y estuvo un buen tiempo intentando encontrar algo relacionado con Keroro, hasta que varios intentos fallidos después, Norma Editorial le sorprendía editando el manga y posteriormente aparecía la serie en TV.

Sin duda alguna, Yoshizaki Mine ha conseguido crear uno de los personajes/mascotas más adorables de los últimos tiempos, y por eso no nos extraña que a Urías le haya dado semejante obsesión con su merchandising (ya se sabe que lo “kawaii” vende). Con todo esto, no es nada fortuito que el otaku de Densha Otoko fuera un fan de la serie, ya que el manga de Keroro destaca por unos altos niveles de frikismo y continuos homenajes, guiños, parodias a otros mangas, animes, etc. De hecho, hay tantos, y algunos tan sutiles, que hay que estar muy atento y tener mucho conocimiento para detectarlos (de hecho, en las páginas finales del manga se adjunta una explicación de cada “guiño”). Tanto encontraremos ranitas superguerreras del espacio, como libretitas sospechosas con un poder sobrenatural. Pero incluso los propios personajes son homenajes andantes, como el propio Dororo (nombre de un personaje de Tezuka Osamu), o la misma afición de Keroro a montar maquetas de Gundam (que a un servidor le recuerda a cierto tripulante de la otra Arcadia, la del Caitán Harlock).

Aquí tenemos a Yattaran del Capitán Harlock con una de sus maquetas,
y Keroro con una de las suyas.

Una gran serie que ha cautivado los corazones de muchos aficionados al manga y el anime con esa fórmula que siempre es tan efectiva con el fandom, llenarlo todo de referencias al género, para que uno pueda revolcarse con alegría dentro de la cosmogonía de su microuniverso personal.

Aquí el opening de la serie:

http://www.youtube.com/watch?v=0A8AvUUXBHQ

Dejar comentario

Sala de proyecciones: Tráiler Yatterman de Miike Takashi

Saludos cosmonautas,Como casi todo fan del cine japonés (y japofílico de pro) que se precie, uno debe haber visto al menos dos películas de Miike Takashi (una sola no sirve, por la variedad de registros del director). En la sala de proyecciones de la Arcadia no hemos visto ni dos, ni tres, si no que tenemos, como no podía ser de otra manera, una ciclo bastante regular dedicado a uno de los directores japoneses más de moda entre variopintos públicos.

Como buenos fans que somos del Tokusatsu, nos ha llamado la atención uno de los próximos proyectos de Miike que verán la luz en el 2009 (para los iniciados, que sepáis que el director acostumbra a tener más de una y de dos películas bajo el brazo cada año). Se trata en esta ocasión de una adaptación cinematográfica de un anime de finales de los 70 llamado Yatterman, cuyo argumento parece una mezcla de Dragon Ball y La Búsqueda de Nicolas Cage, con robot perruno gigante incluído. Resulta que en 2008 ya se hizo un remake de la serie en formato anime televisivo, y este año toca el live-action en pantalla grande.

Viniendo de quien viene, y con el aspecto del tráiler, la cosa promete una buena dosis de retro-tokusatsu:

Y aquí tenéis el Opening del original:

http://www.youtube.com/watch?v=39lTtGetk24

Dejar comentario

Tokusatsu: segundo tráiler de Kamen Rider Decade

Saludos cosmonautas,

Urías está cada vez más nervioso, y es que ya falta muy poco para el 25 de Enero, fecha de estreno de Kamen Rider Decade. Esto significa a la postre que Kamen Rider Kiva ya ha acabado (esperad una valoración por parte de vuestro capitán para la próxima semana), y precisamente es Kiva una de las novedades del segundo tráiler que os presentamos ahora, en el que vemos a Wataru hablando con el nuevo Kamen Rider:

http://www.youtube.com/watch?v=Z7UonsCG6oY

¡¡¡HENSHIN!!!

Dejar comentario

Cómics: Gamma El Hombre de Hierro

Saludos cosmonautas,

una vez más, abrimos la comicoteca para que Urías nos presente una de sus obsesiones en matéria de entretenimiento comiquero. Pero antes, una pequeña introducción al respecto…

Urías se inició con los tebeos de toda la vida, es decir, Zipi y Zape y Mortadelo y Filemón (aunque más los primeros que los segundos), también fueron importantes Astérix y Tintín, y tampoco se puede olvidar la contribución a su cosmogonía comiquera de manos de Cavall Fort i Tretzevents (revistas infantiles catalanas, la primera aún con vida), pero al final fueron los superhéroes americanos los que acabaron dominando en su adolescencia. Pero ahí detrás, y en algunos momentos tomando el control absoluto, estaba el manga. Por ese entonces se publicaron cosas como Video Girl Ai, Ranma 1/2, Alita, Kimagure Orange Road, Bastard!!!, El Puño de la Estrella del Norte… y lo cierto es que, teniendo en cuenta la poca cantidad de publicaciones, la variedad de estilos era considerable, podías encontrar una selección que iba desde los clásicos mangas romànticos de líos hasta la ciencia ficción, pasando por la espada y brujería, y entre todo esto… GAMMA El Hombre de Hierro.


Éste fue uno de los cómics japoneses que más sorprendieron a nuestro querido Urías, y lo hizo porque estaba ofreciendo algo inaudito, una historia en la que no había heroínas con minifalda por ningún lado, en el que no había mascotas raras pululando, ni intrincadas tramas con espíritus y poderes extraños por enmedio… se trataba de la historia de Gamma Teruo, un tipo de cara peculiar (es decir, feo), tímido y dubitativo, con una mujer y un hijo adorables, que vivía una vida aparentemente sencilla siendo empleado en un supermercado. Pero a través de los ojos de Gamma, no era todo tan sencillo, y por su carácter se veía envuelto una y otra vez en cómicas situaciones, que al final le llevaban a reflexionar sobre temas como el sexo, la escatología, o incluso el sentido de la vida. Pero Gamma era un tipo especial, y cuando no podía aguantar más, tenía la costumbre de quitarse la ropa salvajemente, y empezar a pasear su cuerpo escultural, mientras los demás se desorinaban del susto, superando todos esos complejos que tanto le atormentan.

Dejando aparte el detalle de sus arrebatos de furia salvaje y nudista, Gamma se podía identificar como el típico currante japonés, con una típica vida japonesa, aunque todo ello envuelto en un envoltorio no tan típico. Era en definitiva una de las obras, de las que se publicaban por aquel entonces, que más se acercaba a retratar las costumbres y las realidades del país nipón, uno de esos cómics que uno podría ver en manos de un salaryman cualquiera en el metro de Tokyo. Por primera vez, se dejaban de lado los típicos y tópicos temas fantásticos, cyberpunk o post-apocalípticos habituales. Y quizás fue eso lo que precisamente acabó con él, al menos en España. Ya que al cabo de solo 11 números (y estamos hablando de unas pocas páginas por número, no los tomos que se publican ahora), Gamma tuvo que despedirse. Al parece fueron pocos, entre ellos Urías, los que realmente se interesaron por la atormentada pero divertida vida de Gamma Teruo, y Norma Editorial decidió suspender la publicación, con una más que visible decepción. Si uno recupera ahora el primer número de la serie, y se lee el prólogo, verá la ilusión con la que la editorial se tomó la edición de este manga. Y triste es entonces leerse el último número con las cartas de despedida de algunos de los responsables de la publicación (entre ellos el mítico Óscar Valiente), que lamentaban no poder seguir adelante con su dependiente de supermercado favorito. Aunque no lo decían del todo claro, detrás de sus palabras se dejaba entrever la decepción con el público español, por no haber dado la oportunidad, o no haber sabido apreciar una obra que sí encandiló a la crítica del momento.

Con el paso del tiempo uno piensa que, simplemente, no era el momento. Sin duda alguna el público manga de entonces era quizás demasiado joven, y no solo en cuestión de edad, si no también en cuanto a su “recorrido vital”con el cómic japonés. Y aunque ahora la obsesión de muchos por Japón, les lleva a devorar cualquier cosa que les pueda ayudar a entender más la realidad del pais asiático, creo sinceramente que el público de entonces aún no estaba preparado para GAMMA El Hombre de Hierro. Además, sin contar con el reclamo de un anime en televisión, la cosa aún estaba más cruda. Algunos quizás recuerden que el cómic de Shin-Chan se publicó bastantes años antes de aparecer en TV, pasando sin pena ni gloria con solo 3 números publicados (¡y mirad ahora!).

Lo cierto es que hoy en día uno se ve abrumado por la cantidad de tomos que llenan las estanterías de las tiendas de cómics, y aunque sigue existiendo esa predilección por los temas más fantasticos, hay una oferta suficientemente grande como para que tengan cabida otros géneros más “arriesgados” (Shin-Chan es un claro ejemplo, ¿y algún editor se habría atrevido a publicar títulos como ¡Yotsuba!, Azumanga Daioh o el peculiar Vidas Etílicas hace 10 años?). El mercado ha crecido tanto que uno ya puede ser lector de manga sin tener que recurrir a los sobados temas de siempre. En definitiva, el público se ha diversificado y también ha madurado.

¿Y a dónde queremos ir a parar entonces?

Pues aparte de reivindicar GAMMA El Hombre de Hierro, como uno de los mejores mangas que se han publicado en la península, animar a Norma Editorial a reeditar las aventuras de este simpático personaje, de forma que algunos puedan recuperarla en mejores condiciones (las ediciones de antes no estaban hechas para durar mucho), y también para que el público puede descubrir o redescubrir a Gamma Teruo, y quizás, ahora sí, poder publicar muchas más historias del Hombre de Hierro.

¿Qué pensáis? ¿Está ahora el público español preparado para una obra como la de GAMMA EL Hombre de Hierro?

Dejar comentario

Ramen para todos: su compleja preparación

Saludos cosmonautas,

algunos quizá os habréis preguntando que es lo que comemos durante nuestros largos viajes interestelares a bordo de la Arcadia (seguro que no podéis dormir por las noches al no saberlo). Lo cierto es que tenemos una bodega variadita, pero como es lógico, por la influencia de nuestro querido Urías, la dieta asiática está a la orden del día. Y como buen japonófilo/asianófilo que es este chico, hay algo que no podía faltar, un producto que llena nuestras bodegas de forma un tanto preocupante… El Ramen Instantáneo.

Esos clásicos fideos empaquetados de formas variopintas, con un aspecto no del todo apetecible antes de ser cocinados, y siempre acompañados de unos sobres con especias y aceites, y algo más que algunos nunca se han atrevido a probar. Los hay de marisco, de ternera, de cerdo, con curry, con keronense frito… En definitiva, la solución perfecta para todo negado en la cocina, o simplemente personas de costumbres perezosas, y además suele ser baratísimo (puedes encontrar algunos paquetes por menos de 1 euro). Cuantos de estos Cup Noodles habré degustado cuando toda la Arcadia dormía, en la soledad de mi camarote…

Puede ser que esto del ramen instantáneo sea algo nuevo para algunos de nuestros lectores, pero lo cierto es que los números nos están diciendo que es uno de los productos alimentícios de más éxito en el mundo (al menos si hablamos de precocinados), y es que se venden la friolera de 85 Billones al año en todo el mundo (que serían 13 raciones al año por cada persona en el mundo). Como no podía ser de otra manera, los paises asiáticos copan el 75% del consumo de noodles instantáneos (casi un 50% en China).

Para aquellos que aún no han descubierto el fabuloso invento, o que le tienen cierto reparo, la página Instant Ramen ha elaborado un tutorial sobre el complicado proceso de preparación del ramen instantáneo (en 3 complejos pasos), he aquí una foto del proceso de Rychi!:


A partir de aquí, ya no hay excusas… ¡¡¡RAMENIZAOS!!!

Dejar comentario

Tokusatsu: ¿Guilala busca trabajo?

Saludos cosmonautas,

Parece ser que el Kaiju (género del tokusatsu del que ya hablaremos, pero para que nos entendamos ahora, son las pelis de Godzilla, Gamera y compañía) sigue siendo fuente de inspiración para muchos creativos. Así pues, navegando, navegando, Urías se ha encontrado con un anuncio de una web de búsqueda de empleo cuyo protagonista no es otro que Guilala, el monstruo de la mítica película nipona de los 60 “The X From Outer Space” (editada en España por DeAPlaneta). Coincide precisamente con el estreno de la película que 40 años después recupera el particular monstruo espacial que se presentó en la última edición de Sitges con el prometedor título “Monster X Strikes Back: Attack on the G-8 Summit” (El monstruo X contraataca: ataque a la cumbre del G-8, reseña de DimSum aquí), y que Urías espera ver lo antes posible con la esperanza de ver a George Bush bajo los pies de Gilala (aunque no apostaríamos mucho a que eso pueda suceder).

Aquí os dejamos el anuncio en cuestión:

http://www.youtube.com/watch?v=W89YXGQShCI

El trailer de la nueva película:

http://www.youtube.com/watch?v=m95qjUNdsCE

Y el trailer de la original:

Via: JusticeACE

Dejar comentario