Nos vamos a Estambul

Saludos cosmonautas,

ha sido algo in extremis, una decisión tomada poco más de una semana antes del día de partir, y no hemos conseguido alojamiento y billetes de avión hasta pocos días antes, pero ya podemos confirmar que vamos a trasladar la Arcadia, durante una semana, a la tierra en la que se cruzan Asia y Europa, Estambul.

Teniendo en cuenta que estamos enmedio de una mudanza, no teníamos muy claro si nuestro cofre del tesoro iba a estar lo suficientemente lleno para salir de viaje este verano, pero precisamente ha sido el precio asequible de Turquía lo que ha decantado la balanza. Esto significa que por primera vez desde 2005 no haremos un viaje que nos lleve lejos de Europa, siendo Asia el continente que ha dominado de forma aplastante en nuestros itinerarios… y podemos decir que el continente asiático se puede apuntar un pequeño tanto ya que, como sabréis, en Estambul hay una parte europea y otra asiática (sólo hay que cruzar un puente).

No sabemos casi nada de Estambul, aparte de algunos apuntes históricos (tiene un pasado apasionante) y de conocer de refilón algunos de sus monumentos principales, pero lo cierto es que será casi la primera vez que vamos a un viaje sin tener apenas una breve preparación. Ni un escueto planning, ni una pequeña lista de “must see/must do”, y de hecho, pocas expectativas. En realidad, tenemos más miedos que esperanzas, ya que la ciudad tiene un gran tirón turístico, y no somos muy amigos de aglomeraciones ni de colas. Pero a través de twitter muchos insisten en que es un sitio que gusta a todo el mundo… a ver si es verdad.

La otra novedad es que, por primera vez, pisaremos tierras “musulmanas”. Lo hacemos poquito a poco, ya que a pesar de que el 98% de los turcos parece que se declaran musulmanes, el Estado sigue siendo laico. Aún así, no deja de ser una novedad para nosotros, y nos preparamos para el choque cultural que podemos sufrir (sea grande o pequeño). En realidad, la pequeña guía que nos hemos agenciado describe situaciones que son muy similares a las que podríamos vivir en China o cualquier otro país más o menos exótico, así que confiaremos en nuestro criterio viajeril que hemos ido puliendo en los últimos años.

No dudéis que vamos a llevarnos nuestra cámara y que a la vuelta pondremos imágenes y palabras a esta nueva expedición de la Arcadia de Urías. Ya sea desde Estambul o desde la nueva sede de la Arcadia, os mantendremos informados.