Comida daliniana en el Hotel Duran

Saludos cosmonautas,

los que siguen nuestro Twitter, sabrán ya que este fin de semana lo hemos pasado en Figueres, ciudad de la provinicia de Girona, famosa sobretodo por su vinculación con uno de los mayores genios del arte universal: Salvador Dalí. Gracias a uno de esos regalos que se han puesto en boga últimamente, una de esas “cajas” que te incluyen una noche en un hotel que puedes escoger dentro de una larga lista, pudimos hospedarnos en el Hotel Duran, cuyo restaurante era muy frecuentado por el surrealista artista. De hecho, el hotel está plagado de originales de Dalí, y aunque sus habitaciones bastante modernas no tienen nada de especial, lo cierto es que es curioso estar desayunando rodeado de dibujos y pinturas del artista.

Uno de los dibujos, seguramente improvisados, que Dalí le ofrecía al propietario del hotel.

Animados porque el restaurante era frecuentado por tan singular personaje, no dudamos en coger una mesa y pedir el menú degustación. Que no fue precisamente barato (40€), pero os aseguro que valió la pena hacer su recorrido de mar, tierra, montaña… es difícil que nos acordemos exactamente del nombre de cada plato, porque eran algo largos, pero algo os podremos decir…

Un pequeño detallito, como un tapa, una vieira en una salsa realmente gustosa.

Una cremosa sopa de boniato, con una pieza de marisco para darle el toque final.

Un risotto con cebolla realmente al punto, con un poco de pescado.

Fantástico revoltillo de setas y algo de carne, con unas tiras de calamar crujientes.

Más setas, pero esta vez acompañando un cordero muy suavecito.

Para terminar unos postres espectaculares. Una botifarra dulce, y aunque cuesta de creer lo era, y mucho. La manzana acababa de darle el toque perfecto. Increíble.

Os seguiremos contando algunas de las cosas que hemos visto durante este fin de semana, que ha cundido muchísimo, y que vale la pena contar. Visitamos el Teatre-Museu Dalí, y también el Museu del Joguet de Catalunya (el Museo del Juguete de Catalunya), los dos en Figueres, y los dos con méritos suficientes para ser clasificados museos TLQM.