3ª Cumbre #TLQM en el Shimanto

Saludos cosmonautas,

los más madrugadores y también los más trasnochadores, habrán visto que hoy posteamos un poco tarde, pero el motivo está directamente relacionado con el post de hoy. Ayer, 8 de Junio de 2010, se celebró en Barcelona una improvisada, pero no por ello menos exitosa, cumbre #TLQM. Si en la primera la excusa fue la visita de Pepino, en esta ocasión recibíamos en Barcelona a Pau de el blog viajeril el Pachinko. Pero había otro aliciente, y es que también pudimos volver a encontrarnos con Marc Bernabé, que dos días antes llegaba de su periplo de tres meses por Japón, con un proyecto fantástico bajo el brazo llamado “Masters of Manga” (ya os hablaremos de él, seguro).

En poco tiempo conseguimos reunir una representación bloguera considerable, y reservamos una mesa en el Shimanto, un restaurante japonés especializado en ramen y que, casualidades de la vida, ese día tenía como chef al mismo cocinero que nos preparó la comida en el Tempura-ya, en la ya mítica 1a Macro-Cumbre #TLQM.

Cada uno escogió su ramen favorito, con una clara victoria del tonkotsu ramen, pero dejamos que Roger de Comer Japonés (¿quién si no?) escogiera los primeros. Y este fue el resultado…

Empezamos con una ensalada especial, y es que al parecer era el primer día que se servía y aún no tenía nombre. Nosotros nos tomamos la libertad de bautizarla como “ensalada TLQM”, y así se lo hicimos saber a la camarera. Así que si os pasáis por el Shimanto un día de estos, preguntad por la “ensalada TLQM”… ¡y a ver que os dicen!

Seguimos con unas gyoza algo especiales, se llaman nira-gyoza, y aparte del relleno habitual de carne y verduras también llevaban “nira”, un cebollino picante chino.

Proseguimos con los también clásicos yaki-tori, y aquí afortunadamente había más a repartir, porque realmente estaban para chuparse los dedos… ¡un servidor lo hizo!

Roger nos pidió este Kaisen Tofu (yo lo llamo KAISER tofu, ¡mola más!), que aparte de los clásicos recelos anti-tofu que suelen haber, tampoco triunfó en exceso. Pero vale la pena probarlo si no lo has hecho antes.

Y junto al kaisen tofu, Harusame Itame, plato cuyo siignificado es “Lluvia de Primavera” (aunque hubo quien lo rebautizó, no preguntéis). Era un plato con un toque bastante coreano, tanto por el picante como por sus fideos transparentes.

Y antes de llegar al remate final, tambiñen hubo tiempo de catar un poco de sushi. Realmente bueno, y sorprendidos porque encontramos uno de carne (Roger nos lo explicará mejor, seguro).  Sólo decir que al final sobraron algunas piezas, y hubo algunos intentos de chantaje para repartir esas últimas piezas… aunque al final no hizo demasiada falta.

Y esto sí fue la culminación de la cena. Un contundente y sabroso tonkotsu ramen, según algunos el mejor de Barcelona. A pesar de lo que llevábamos ya acumulado en el estómago, aún había sitio para esto.

Para poner la guinda al pastel, nada mejor que un mochi de fresa, clásico entre los clásicos a estas alturas. Aunque también hubo de té verde y chocolate.

En definitiva, podemos decir que tanto por la comida, pero sobretodo por la compañía, fue una cena 100% Todo Lo Que Mola, en el que hubo tiempo para hacer un repaso de la blogosfera (a más de uno le pitarían los oídos esa noche), y para lamentarnos la mayoría de que este año difícilmente habría viajes a Japón (el euro está por los suelos respecto al yen).

Y aquí tenemos la foto de la familia bloguera, que realizó la misma Comandante de esta Arcadia.  De izquierda a dereche tenemos a Turris, a Urías, a Quicoto, el Pachinko (alcoiano invitado de honor), a Jockey de Genjutsu, Marc Bernabé y su jet lag, a Roger de Comer Japonés, y volando por ahí arriba a Harriken. ¡Gracias a todos por venir!

Por cierto, hubo también un personaje extraño invitado a la cena #TLQM. Os dejamos aquí una foto de esta misteriosa criatura, de la que esperamos contaros algo más en breve.

WHAT THE HECK???