Metal Extremo, una introducción al ruido más musical

Saludos cosmonautas,

La semana pasado os propusimos una adivinanza que nadie supo resolver (aunque es cierto que pocos lo intentaron). Os pusimos unos vídeos de grupos como Black Sabbath, Motörhead, Iron Maiden, Diamond Head, Venom, Metallica, Slayer y Possessed, y os preguntamos qué relación había entre todos estos vídeos. La respuesta era el Metal Extremo. Por un lado os mostramos algunas de las bandas que fueron inspiradoras del género, y por el otro, algunas de las primeras bandas que podemos considerar Metal Extremo. Y es que finalmente, después de meses de darle vueltas al asunto hemos convencido a Urías para que escriba un poquito sobre esa música que durante tantos años le ha mantenido ocupado, escuchando CDs a montones, yendo a decenas de conciertos y entrevistando a un montón de bandas. Estamos hablando del Metal Extremo. No queremos que nadie se confunda, el Metal Extremo no es un estilo, más bien es una forma de abordar el Metal, otro punto de vista… pero vamos, mejor que sea Urías el que os lo cuente…

La tarea que me han encomendado no es para nada tarea fácil. Se trata de definir una etiqueta que actualmente es tan amplia que abarca estilos que apenas tienen cosas en común. El Metal Extremo se ha transformado tanto, se ha expandido tanto, que la amplitud de su nombre podría ser casi equivalente a lo que representa la etiqueta ‘Metal’ o la de ‘Heavy Metal’, es más, ¿realmente es necesario hoy en día distinguir entre el Metal y el Metal Extremo? Menudo debate, oiga.

En todo caso, tenemos muy claro que el Metal Extremo nació en los 80, siendo underground por naturaleza, creando una escena potente y sólida, y expandiéndose y metamorfoseándose como el Metal más convencional no ha podido o sabido hacerlo. ¿Y qué entendemos por Metal Extremo? De forma simple y directa podemos decir que la etiqueta englobaría diferentes estilos, siendo el primero en aparecer el Thrash Metal, y después el Death Metal, el Black Metal y finalmente el Doom Metal (lógicamente no nos pondremos a citar las decenas de sub-categorías que puedan existir). Pero en nuestra opinión el Metal Extremo es más que un término paraguas, es una filosofía, un enfoque particular sobre como quiere uno tocar Metal. Creemos necesario fijarnos en como se forjó el primer estilo de Metal Extremo para comprender mejor esta idea.

El Thrash Metal fue el primero, y seguramente el estilo de Metal Extremo que más lejos ha llegado en cuanto a difusión. Su momento glorioso, los ochenta, cuando nació. A finales de los 70 y principios de los 80 el Heavy Metal empezaba a salir del letargo al que lo sometió el Punk gracias a un grupo de bandas británicas que conformaron el movimiento conocido como New Brave Of British Heavy Metal (NWOBHM en sus populares siglas). Fueron bandas como Iron Maiden, Judas Priest o Diamond Head, las que sentaron las reglas de cómo tenía que ser el Heavy Metal a partir de entonces, pero al mismo tiempo inspiraron a un montón de jóvenes músicos que empezaron a tocar más rápido y con más rabia que ellos. Estos jóvenes talentos cogieron la técnica, la melodía, y también el virtuosismo del Heavy Metal, pero al mismo tiempo les estaba inspirando la energía, el descaro y desenfreno del Punk, el Hardcore y bandas como Motörhead. El resultado fue el Thrash Metal, el primer estilo propiamente “extremo”, ya que su velocidad y contundencia sin renunciar a la técnica era algo inédito hasta el momento, y seguramente demasiado fuerte para algunos metaleros de entonces. Así hacían acto de presencia bandas como Metallica, Slayer, Anthrax y Megadeth, los cuatro grandes del Thrash, pero hubo muchas bandas más de Thrash que influenciaron de forma definitiva a tantos otros jóvenes metaleros.

metallica1

Metallica

Paradójicamente, los 80 también vieron como se popularizaba en la radio y la MTV el Metal más edulcorado que había existido hasta la fecha, el vilipendiado y amado, casi a partes iguales, Glam Metal. Y hasta cierto punto el Thrash Metal fue una respuesta a ese Metal que los “thrashers” encontraban seguramente demasiado comercial, falto de agresividad, talento y vamos… falto de pelotas. Una actitud de rechazo que aún persiste en muchos de los fans del Metal Extremo, y es que si algo ha caracterizado este género es el espíritu poco conformista y transgresivo, pero al mismo tiempo una apertura de miras que a menudo se echa en falta en otros estilos musicales.

megadeth_con_slayer_1984_new_york

Megadeth y Slayer

El Metal Extremo pocas veces ha ofrecido música “fácil de escuchar”, más bien todo lo contrario, y aquellos poco acostumbrados a la velocidad e intensidad del Metal percibirán el Black, el Doom, el Death y el Thrash como pura cacofonía. Pero como prácticamente toda pieza de arte, se requiere cierto período de habituación y aprendizaje para disfrutarlo. Esto, queremos pensar, es lo que ha hecho que muchas bandas consideradas Metal Extremo, y muchos fans del género, sean capaces de aceptar con más facilidad, cosas nuevas y diferentes. Y a su vez, esto es seguramente la razón por la que el Metal Extremo ha conseguido evolucionar tanto en sus más de 25 años de historia. La mezcla de influencias dispares, la falta de miedo a la hora de intentar cosas nuevas, el espíritu transgresivo dentro del propio estilo, y la falta de complejos es lo que ha permitido que hoy en día las bandas de Metal Extremo sean tan distintas entre si, y sean capaces de evolucionar de forma inverosímil (aunque eso puede, a veces, pasarle factura a la banda). Aunque es también cierto que con el tiempo todo género crea escuela, doctrina, y por lo tanto defensores a capa y espada de la pureza del estilo, que no quieren ver como se cambian continuamente las reglas de juego, pero esa ya es otra historia.

anthrax1984ss5

Anthrax

Así pues, como decíamos al principio, el Metal Extremo es mucho más que una simple etiqueta, Metal Extremo significa llevar las cosas al límite, pero en cualquier dirección, el Metal Extremo significa experimentar, sin complejos, significa llevar la contraria, incluso a los que quieren llevar la contraria, y el Metal Extremo significa reformular, aunque sin perder nunca los orígenes ni la esencia. Todo esto es para mi el Metal Extremo, más allá de si un grupo es más o menos rápido, de si su vocalista canta con voz gutural o no, o si han decidido incluir un estribillo pegadizo. Se trata de una forma de ver las cosas, que puedo cambiar cuando me venga en gana para llevarla al otro extremo, y también puedo quedarme en el punto medio, que a veces, amigos, eso es ser extremo de verdad.

Os dejamos ahora con una selección de vídeos de Metal Extremo que a nosotros nos encantan y que os pueden dar una idea de como sonaban los estilos principales en sus inicios, aunque insistimos en la gran variedad que hay dentro de cada amplia etiqueta, y que la evolución ha sido considerable a lo largo de su historia. Y quien sabe, si el post acaba interesando, es posible que ampliemos más la información 😉

Dark Angel “Darkness Descends” (Thrash Metal) (1986)

Death “Scream Bloody Gore” (Death Metal) 1987

http://www.youtube.com/watch?v=l79HbNhSnsw

Candlemass “Solitude” (Doom Metal) 1986

http://www.youtube.com/watch?v=6Spu7FWs8ik

Darkthrone “In the shadow of the horns” (Black Metal) 1991

http://www.youtube.com/watch?v=OETblpJX5Zc