XXI Saló del Manga de Barcelona: mi experiencia

Saludos, cosmonautas.

Estoy de resaca, de resaca de medio año de trabajo que han culminado en cuatro de los días más intensos de mi vida. Probablemente nunca antes he hecho tantas cosas como en estos cuatro días del Saló del Manga de Barcelona. No es mi primera experiencia trabajando con FICOMIC, el año pasado ya me encargué de una pequeña exposición filatélica, algunos meses después empecé a trabajar de ayudante del comisario de exposiciones del Saló del Còmic, y antes incluso de terminar ya me habían propuesto ejercer ese cargo para el Saló del Manga del 2015. Y pensar que hace poquísimo estaba ahí luchando por conseguir alguna entrevista a alguno de los autores invitados…

xxi-salo-del-manga-de-barcelona-cartell-baixa

Al final me ha tocado organizar una parte importante del que es, al menos hasta el próximo año, el Saló del Manga de Barcelona más grande y con más público de la historia. 10.000 metros cuadrados más que el año pasado, y la voluntad de ofrecer más actividades y exposiciones que nunca para estos 137.000 visitantes que ha tenido. Y ahí entraba yo, para coordinar las exposiciones, que han sido más numerosas que nunca, con un total de 10: Manga en construcción, Dragones de Papel, Shikishi, Mangas Atómicos, Studio Kôsen, Star Wars Japan, Super Mario Bros, El Cantar de Heike, Sake y las de Inio Asano y Tetsuya Tashiro. Afortunadamente solo he tenido que trabajar en las seis primeras directamente, y de las demás he hecho poco o nada, porque si no, os puedo asegurar que hubiese necesitado mucho más tiempo del que he dispuesto para poder llevarlo todo adelante.

La de los shikishi fue probablemente la más fácil de hacer, pero es sin duda una de las que más ilusión me hacían y de las que más satisfecho he quedado. No sé si el público habrá sido capaz de apreciar la oportunidad que supone poder ver todo este material original junto, o si se habrá dado cuenta de que hemos hecho un bonito repaso a la historia del manga (y el anime) moderno. Ahí estaban autores que habían pasado por los Tokiwa-so, mitos como Tetsuya Chiba, Leiji Matsumoto o Gô Nagai, el padre del gekiga Yoshihiro Tatsumi, pero después a cracks modernos como Inoue, Urasawa, Kago, y muchísimos más. ¡Gracias a Marc Bernabé y Manu Guerrero por su imprescindible colaboración!

2015-10-29 18.48.00

La que ha también tenido un nivel de dificultad relativamente bajo ha sido la de las Kôsen, simplemente porque ellas dos me han facilitado el trabajo enormemente, y les estoy también muy agradecido por la buena disposición. Espero que haya servido para que ganen algo más de visibilidad, aunque creo que en comparación con hace unos años, el trabajo de este tipo de artistas se empieza a valorar mucho más (y prueba de ello es el interés de alguna televisión en hablar sobre ellas, así como las colas para conseguir sus firmas).

La exposición de Star Wars Japan ha sido probablemente una de las más “incomprendidas”, en la mayoría de casos porque la gente ni se molesta en leer los plafones explicativos, y pierden la oportunidad de aprender sobre la estrecha relación que tiene la saga de George Lucas con el cine japonés, y más específicamente con el jidaigeki (“jidai”, ¿os recuerda a algo?). La expo estaba formada principalmente por las ilustraciones de Tsuneo Sanda, ilustrador oficial de Lucasfilm y Disney, y que resulta que también es japonés. Por desgracia, todo el material que quiso traerse consigo para vender quedó retenido en aduanas, y a pesar de los esfuerzos de mucha gente no pudieron llegar a tiempo para el Saló (aún así, ¡gracias!). Pero el Sr. Sanda, en lugar de dedicarse a hacer el turista todo el día, se plantó varias horas en su stand para hacer estupendos dibujos a todo aquel que se acercaba y hacía un donativo (mínimo 1€) para las víctimas del terremoto de 2011. Creo que hizo feliz a mucha gente con ello, y se despidió un buen rato después de cerrar el domingo entre los aplausos y vitores de la gente de Star Wars Catalunya. La otra parte de la exposición era el merchandising exclusivo de Japón de Star Wars, con algunas piezas realmente increíbles, como ese C3-PO con una calificación de AFA100 (estado de conservación perfecto), que es algo que solo han conseguido dos figuras en todo el mundo, así como esas nuevas figuras de Tamashii Nations con unos Darth Vader, Stormtrooper y Boba Fett al más puro estilo samurai. Esto último, gracias al talento de Eduard Grau, pudimos reproducirlo a escala real con esos fantásticos trajes que vistieron algunos de los miembros de Star Wars Catalunya.

IMG-20151101-WA0023

Teníamos otra exposición que iba ligada a una visita. En este caso se trataba de Sadae Kasaoka, una hibakusha (término japonés para designar los supervivientes de las bombas atómicas). En el 70 aniversario del lanzamiento de las bombas de Hiroshima y Nagasaki, parecía un buen momento para dedicarle una exposición a la relación del manga con esta tragedia, y además, al colaborar con el Hiroshima Peace Memorial Museum, hemos podido contar con una serie de materiales que conseguimos gracias a ellos y el Consulado Japonés en Barcelona, para darle el necesario toque solemne y didáctico a la exposición. En la parte de los mangas nucleares teníamos al clásico de los clásicos del tema que es “Pies descalzos” (Hadashi no Gen), pero quizás lo que más ilusión me hacía era colaborar con La Cúpula para mostrar esa mítica portada de El Víbora nº56 de Yoshihiro Tatsumi, y algunas de las páginas de “Infierno”. Lo único que me sobraba de esta exposición eran algunas de las fotos de cosplayers ante ese enorme hongo atómico que pusimos para ilustrarla… no, amigos, la idea no era que os hicierais una foto en plan Son Goku haciendo estallar su energía…

2015-10-29 18.48.25

Por último, tenemos las que han sido las mayores exposiciones, las que ocupaban el espacio del Espíritu de Japón, y que más horas y quebraderos de cabeza han supuesto. Empezando por la exposición principal de este año, la de arquitectura, titulada Manga en construcción. Esto ha supuesto decenas de visitas al archivo de Espai Daruma, y horas y horas ante mi propia colección intentando encontrar las páginas que mostraran aquello que estaba intentando expresar. En algunos casos era sencillo, sobretodo cuando buscaba ejemplos de construcciones típicas y tópicas japonesas, pero cuando necesitaba ejemplos mucho más concretos, o tienes una excelente memoria fotográfica o vas a pasarte días enteros pasando páginas sin encontrar nada. Con la cuestión de los dragones, aún se complicaba más la cosa. Aunque parezca mentira, no tenemos tantos mangas publicados aquí que muestren dragones al estilo oriental, parece que ganan los dragones occidentales en mangas de fantasía con influencias europeas. Por suerte, ahí está Dragon Ball, con ese Shenron que es el perfecto dragón chino. Para la parte de autores españoles ha sido un placer contar con la complicidad de Mateo Guerrero, Carlos Pacheco, Enrique Corominas (ver sus óleos de las portadas de Canción de Hielo y Fuego siempre es un placer para la vista), y especialmente la de Nacho Fernández, que se curró un dibujo para la ocasión, y que nos dejó ver algunos de los bocetos originales del mítico Dragon Fall. Aunque quizás al otaku esta segunda parte no le llamaba la atención, lo cierto es que tener material original es una delicia.

2015-10-30 09.42.12

A pesar de todo, lo más difícil de todo esto ha sido conseguir la complicidad de las editoriales japonesas para hacer estas exposiciones, y os puedo asegurar que los japoneses son muy exigentes con todo lo que tiene que ver con su trabajo. No ha sido fácil (ha habido momentos de sudores fríos), pero creo que el resultado final es lo que cuenta, y estoy muy satisfecho. No puedo dejar de dar las gracias a Planeta Cómic, Norma Editorial, Milky Way Ediciones y Ponent Mon por su imprescindible ayuda para llevarlo todo a buen puerto. He aprendido muchas cosas que seguro que servirán para que en un futuro pueda salir todo aún mejor, y es que esto de tratar con japoneses es un aprendizaje constante.

Mención aparte merece la maqueta de Tokio realizada por la gente Scopic Miniatur. Que ha sido también un trabajo muy laborioso, pero con un resultado espectacular. Y si os han gustado los guiños al manga y el anime, sabed que todas las figuritas eran mías, hahaha. Ah, menos ese Godzilla enorme, que nos lo cedió Daniel Ausente (¡gracias, ha quedado de fábula!).

IMG-20151027-WA0008

Lo que no entraba en mis planes iniciales era el trabajo que, finalmente, ha resultado ser el más visible. Y es que al ser designado como portavoz del Saló, he tenido que pasarme los cuatro días del evento arriba y abajo dando entrevistas para prácticamente todos los medios generalistas, y muchos os habéis hartado de verme, leerme u oírme. Tampoco es nada fácil pasarse el día contestando a preguntas (a menudo las mismas una y otra vez), porque aunque no lo parezca es algo agotador a nivel mental. Aún así, ha sido bonito poder explicar todo el trabajo hecho a lo largo de estos meses, explicar también porqué el Saló del Manga de Barcelona es tan especial y exitoso. E incluso algunos periodistas se han interesado mucho en los porqués de esta fascinación por Japón, un tema que ya sabéis que siempre me ha gustado investigar y debatir; por desgracia, en la mayoría de piezas esas partes de la entrevista han quedado fuera…

FB_IMG_1446501275648

Si alguien se ha quedado con ganas de verme, pasaros por el timeline de la ACDC en Twitter

Más allá del trabajo para FICOMIC, este ha sido también el primer Saló para Espai Daruma, y eso también ha supuesto cierto trabajo añadido a todo lo que ya tenía encima. Pero esto es algo que será mejor que leáis en el blog de Espai Daruma.

IMG-20151030-WA0030 IMG-20151031-WA0012

20151031_204954(0)

Han sido cuatro días de hacer muchos kilómetros por todo el recinto ferial, apagando fuegos aquí y allí, haciendo actividades con Espai Daruma, presentando el libro de FantAsia, hablando con los medios, con la gente del mundillo, con algunos de los invitados (¡qué locos y majos eran Tashiro & Co.), y sobretodo, haciendo cosplay los cuatro días, porque eso de llevar camisa, americana y corbata os puedo asegurar que es un disfraz (pero no me sienta mal, ¿no?). De lo que no ha habido tiempo ha sido para hacer compra alguna. Nada. Cero. Tuve que ir el lunes siguiente a una tienda para poder agenciarme con algunas de las novedades (donde alguien pasó a mi lado y me soltó un: ¡estoy cansado de verte!). Ahora tocará hacer balance, y esperar un año para ver qué es lo que pasa con el Saló del Manga del próximo año. ¿Va a crecer en espacio? ¿Va a superar el éxito de esta edición? ¿Los cuatro días festivos pueden ser la muerte? ¿Se enterará alguien de una vez en qué consiste FICOMIC y el Saló del Manga? No lo sé, lo único que puedo decir es que muchas gracias a FICOMIC por darme esta oportunidad, dejarme poner mi granito de arena en algo que tantísima gente, me incluyo, queremos. Y por último, agradecer a todo el mundo el apoyo que he recibido a lo largo de todos estos días, y claro que sí, también las críticas. ¡Un abrazo!

2015-11-01 21.52.42

¡Hala, me piro!