Los mejores mangas de 2019 (o los que más me han gustado)

Saludos, cosmonautas.

Nos despedimos de 2019 en breve y parece que esto de resucitar la Arcadia para hacer el listado de mangas que más me han gustado este año se puede convertir en la tradición que salve del olvido este blog. Si es la primera vez que lo visitáis, os recomiendo leer este post sobre los 10 años de la Arcadia. El año pasado teníamos también versión en vídeo de este TOP, y prometo que voy a hacerlo en unas semanas.

2019 ha sido un año muy especial por muchos motivos relacionados con mi historia personal con el mundo del manga. Quizás lo más destacable es la publicación de 501 mangas que leer en español, este libro que hemos hecho Marc Bernabé y yo con 501 títulos que repasan lo que han sido 40 años de historia de publicación de manga en español (sí, todo empezó en 1979, aunque hasta 1992 no se publicó de forma regular). Ha sido un trabajo muy duro, pero estamos contentos de que finalmente haya salido. Salió además coincidiendo con otro de los puntos álgidos del año: la 25 edición del Salón del Manga de Barcelona, ahora Manga Barcelona (otra cosa que ha supuesto un curro importante). Y en tercer lugar, tenemos la publicación de Planeta Manga, que supone mi debut como guionista de un cómic, algo que hace especial ilusión, y más cuando se ha recibido un feedback tan positivo. En definitiva, un año de mucho curro que, por desgracia, ha hecho que no haya podido leer tanto manga como me habría gustado (al menos de novedades). Pero sí creo que he escogido bastante bien mis lecturas. Así que vamos allá.

La selección es de 15 mangas, destacables en mi opinión por varios motivos, en algunos casos la simple publicación ya me parece una enorme noticia, y eso es algo que tengo en cuenta a la hora de hacer la selección. Son los 15 que me parecen más relevantes a mí o los que más me han gustado, y no tienes por qué estar de acuerdo conmigo (te invito a compartir los tuyos en los comentarios… ¿te imaginas que alguien deja un comentario en un blog en 2019? ¡La hostia, neng!). Si hago estas listas básicamente es para dar a conocer más mangas, no para sentar cátedra alguna. Después del TOP15 también he añadido una lista de las series que empezaron antes de 2019, pero que siguen en curso y me siguen pareciendo muy interesantes (también puede que yo los haya descubierto a lo largo de este año…). Pero venga… ¡VAMOS ALLÁ!

IMPORTANTE: El orden de presentación es completamente aleatorio.

1. Banana Fish (Akimi Yoshida, Panini Manga)

Esta obra tiene ya sus años, se publicó en los ochenta en Japón, y sea por la adaptación anime que ha llegado recientemente (con ciertos cambios respecto la obra original) o el motivo que sea, por fin nos llega el manga traducido al español. Estamos ante un thriller que empieza con un extraño suceso ocurrido en Vietnam en 1973 y con dos palabras: banana fish. Después nos vamos a New York y conocemos a Ash, un delincuente juvenill que trabaja para un capo mafioso y que poco a poco irá viéndose envuelto en este asunto tan turbio.

Por supuesto se nota que han pasado ya algunas décadas que se publicó, el tipo de narrativa no es a lo que estamos acostumbrados, pero creo que sigue siendo una muy buena obra, y además me parece fantástico que nos llegue finalmente algo de esta autora. De Yoshida aquí solo conocemos una película basada en uno de sus mangas, Nuestra hermana pequeña (dirigida por Kore-eda), y que en Japón se conoce como Umimachi diary (obra que ganó el Manga Taisho en 2013, estando Marc Bernabé y yo presentes en la ceremonia de entrega, por cierto, aquí tenéis el vídeo).

Un interesante thriller que ha merecido muchos comentarios por su “demografía original”, pero vamos a ir dejando ya 2019 atrás y con ello enterrando un poco todas estas historias de las demografías (al menos cuando hablemos de publicaciones actuales). Un manga interesante y que puede gustar, por su estilo, a quienes disfrutaron de Parasyte.

2. Nuestra salvaje juventud (Mari Okada & Nao Emoto, Milky Way Ediciones)

Creo que este puede ser uno de esos mangas que salga en varias listas de lo mejor del año. Si no es así, debería, y en este caso si me mojo y creo que es de lo mejor que se está publicando actualmente (aunque le queda solo un tomo para terminar). En primer lugar tenemos a una pareja creativa que me parece excelente. A Nao Emoto la conocimos de Y sin embargo te quiero, que es uno de esos mangas que ha pasado demasiado desapercibido y hay que reivindicar. El dibujo de Emoto es fantástico para la historia que ha creado Mari Okada, que se estrena en esto del manga después de crear películas como MaquiaEl himno del corazón. La historia empieza cuando un grupo de chicas de un club de lectura de instituto, todas ellas con sus perfiles bien diferenciados, empiezan a leer en voz alta un fragmento con mucha carga erótica del libro que tocaba esa semana. Ahí empieza el descubrimiento de la sexualidad por parte de estas chicas, y como es lógico, cada una lo hace a su manera, brindando una serie de situaciones variopintas, algunas con más drama, pero muchas otras con grandes dosis de humor. Como decía, el tándem de autoras es fantástico, y hay escenas realmente memorables en este manga. De verdad que no habría que dejar pasarlo, y son solo ocho tomos de nada (y te los lees a la velocidad de la luz porque se disfruta mucho). Por cierto, no ha entrado en mi top, pero mención especial a Love at fourteen, que tiene algunos puntos en común con Nuestra salvaje juventud y no está nada mal.

3.  Indigno de ser humano (Junji Ito, ECC Ediciones)

Aunque me encanta lo que hace Junji Ito, debo confesar que la publicación masiva de su obra en los últimos años me ha dejado bastante saturado y al final, sin hacerlo de forma muy consciente, he ido alejándome un poco de la avalancha de novedades del Señor Ito. Pero Indigno de ser humano ha sido la excusa perfecta para volver al redil, ya que Frankenstein me gustó mucho como adaptación y quería ver cómo se desenvolvía el mangaka adaptando una obra del famoso escritor japonés Osamu Dazai. ¿Conclusión? A Ito se le da fenomenal esto de adaptar obras literarias, no sé el motivo, quizás precisamente porque está adaptando la obra de otro quiere dejar el listón bien alto.

Para quienes no conozcan a Dazai, hay que decir que es uno de esos escritores japoneses torturados que acabaron suicidándose (de hecho, en Bungou Stray Dogs hacen incluso parodia de ello), y la obra Indigno de ser humano es una de las obras más conocidas y que, precisamente, empieza con el intento de suicidio del protagonista: la excusa perfecta para hacer un repaso de su vida. No deja de ser una biografía de un personaje con un lado tenebroso, una de esas historias tan habituales de la época de Dazai. Y aquí Ito escoge muy bien las escenas y la forma de mostrar el alma torturada del protagonista. Muchos coinciden también en que el dibujo destaca en comparación con otras obras, pero cuidado, porque eso se explica en parte porque es de las más recientes (2017), y aquí se han publicado en poco tiempo obras de épocas muy alejadas en el tiempo. Por cierto, Usumaru Furuya también adaptó la novela al manga en 2009.

4. Blue Period (Tsubasa Yamaguchi, Milky Way Ediciones)

El manga se estrenó por todo lo alto en el pasado Manga Barcelona: con visita de la autora y pequeña exposición dedicada a la obra. ¡Y bien merecido! El manga ha sido uno de los galardonados en el Japan Media Arts Festival, y eso explica el por qué de su visita a Barcelona. Pero es que además, Blue Period es un manga realmente interesante por muchos motivos.

Nos cuenta la historia de un chaval en su último año en el instituto y que, sin tener muy claro hacia donde enfocar sus estudios, decide casi de sopetón intentar entrar en una prestigiosa facultad de bellas artes. Apenas había cogido un lápiz en su vida, pero al poco tiempo de hacerlo empieza a demostrar que tiene madera para ello, aunque todavía le queda mucho trabajo por delante y el objetivo es muy ambicioso.

Como tantos otros mangas que están triunfando en los últimos años, Blue Period tiene esa parte didáctica que hemos visto en otros como Golden Kamuy, pero lógicamente todo sobre el mundo del arte. Se habla de pintores, de técnicas, etc., y creo que es algo muy útil e interesante para aspirantes a artistas, pero no se hace pesado para los que no sepan hacer un retrato ni con el seis ni el cuatro. Otra cosa que me gusta, aparte de algunas escenas geniales, es el mensaje positivo que lanza sobre ese momento de la adolescencia en que te toca “decidir qué serás en la vida”. Como alguien que cambió la modalidad de bachillerato después del primer año y que a nivel profesional su vida ha dado un vuelco considerable, que te digan que incluso en el último minuto puedes realizar cambios en tu vida y no pasa nada, pues me parece que es fantástico la historia del protagonista.

5. El marido de mi hermano (Gengoroh Tagame, Panini Manga)

La licencia que se sabía que alguien tenía, pero que tardamos creo que más de un año en saber qué editorial se la había llevado. Y algunos estuvimos mucho tiempo esperando noticias, porque habíamos oído hablar mucho de este manga y no podíamos esperar más. Finalmente ha llegado, y no ha decepcionado. Gengoroh Tagame es un autor que ya había sido publicado años antes por La Cúpula, y eso ya da pistas de la naturaleza de los mangas habituales del autor. Tagame es experto en bara (manga para el público gay masculino), donde los protagonistas suelen ser “osos” (hombres fornidos y peludos), y todo es MUY explícito, sexo sin tapujos. Pero El marido de mi hermano se convierte en un rara avis en su bibliografía, porque la historia se centra en el drama de una familia un tanto peculiar. Todo empieza cuando de repente un enorme canadiense se presenta de imprevisto en casa del protagonista, cuyo hermano gemelo ha muerto hace un mes. El “gaijin” es su marido, ahora viudo, y ha venido a conocer a su familia japonesa. El protagonista, sin ser un homófobo de manual, no acaba de llevar muy bien el tema de la homosexualidad (retratando el que parecer ser el sentir de muchos japoneses al respecto), lo que contrasta con su hija, que está encantada con la visita y no ve nada raro en la relación de este tío que no tenía ni idea de que existía. Poco a poco, las cosas irán cambiando, aunque no sin toparse con la realidad del rechazo por parte de ese ente llamado “sociedad bienpensante”. Un manga muy tierno, hecho con mucho amor y espíritu didáctico (con una sección sobre cultura gay que parece muy necesaria, especialmente en Japón). Para quien no conozca al autor puede que le choquen algunas escenas de fanservice, aunque nada explícito, y quizás sí que resultan algo extrañas teniendo en cuenta que parece un manga que apunta a un público más diverso, pero vamos, que seguramente nos extrañaría menos si estuviesen protagonizadas por chicas. Uno de los títulos del año, sin duda.

6. Guardianes de la noche ~ Kimetsu no Yaiba (Koyoharu Gotouge, Norma Editorial)

El manga que ha desbancado a One Piece en Japón a nivel de ventas, solo por eso ya merece todo un reconocimiento, y de hecho consigue despertar mucho interés. En realidad, ya lo había despertado incluso antes de conocerse esa noticia, y fue uno de los nominados a mejor shonen en los Premios Manga Barcelona. Me han llamado la atención varios elementos, empezando por su contexto histórico: la era Taisho. No es de lo más habitual que nos lleguen mangas de esta época (aunque algunos hay), y me encanta la idea de mezclar esa época, el eterno rural y una historia de vampiros. El dibujo también me parece interesante, pero después de haber leído bastante tomos me imagino que para mí, a nivel personal, empezará a perder interés una vez entre de lleno en las típicas dinámicas del manga de acción juvenil (crucemos los dedos para que no sea así). Pero lo cierto es que, hasta ahora, todavía no me ha decepcionado. Está lleno de clichés, sin duda alguna, pero tiene algo especial y diferente. Hay obras de la misma demografía que me parecen mejores, pero lo incluyo aquí por aquellos puntos originales y también por ese hito histórico en cuanto a las ventas que ha tenido este año.

7. Réquiem por el rey de la rosa (Aya Kanno, Ediciones Tomodomo)

Puede que muchos fans de Game of thrones no sepan que el autor de las novelas originales se inspiró en un conflicto real bautizado como “La guerra de las dos rosas”, que en el siglo XV enfrentó a dos familias (Lancaster y York – por supuesto, Lannister y Stark) por el trono de Inglaterra. Pues bien, Aya Kanno, autora de Otomen, se marca aquí una adaptación de esta misma historia, pero dándole un giro interesante, incluyendo ahí un poco de BL, un personaje hermafrodita… pero es que además lo hace todo maravillosamente bien. Una historia de guerras medievales pero que ofrece puntos de vista nuevos y pocos habituales en las “novelas de caballerías”, pero al mismo tiempo con ese aire shakespeariano (el dramaturgo ya describió a un atormentado Ricardo III). Y la cosa sigue sumando puntos gracias a la recreación histórica y a lo emocionante de la trama (más allá de las evoluciones de los personajes, que siguen siendo el foco de atención, claro). No voy al día con este manga, pero tengo ganas de retomarla pronto. Se han vendido los dos primeros números en un pack por 16€, lo cual es fantástico para acabar enganchadísimo.

 

 

8. Mujeres del zodíaco (Miyako Maki, Satori Ediciones)

¿Cómo es posible que Mujeres del zodíaco no saliese nominado a Mejor Josei en los Manga Barcelona? Pues me parece que es una buena pregunta, y si hubiese sido así, estoy seguro que se habría podido llevar el premio, incluso pasando por delante de Catarsis de Moto Hagio. Miyako Maki es una autora realmente importante en la historia del manga en general y el dirigido al público femenino en particular. Aquí la llamaremos habitualmente “la mujer de Leiji Matsumoto” o la diseñadora de la muñeca Licca-chan, pero por supuesto estos dos no son sus principales méritos. Esta obra en concreto es una delicia estética, pero además nos cuenta unas historias e distintas mujeres que se van entrelazando, para hacer un retrato de la vida de muchas de ellas durante la dura posguerra japonesa que vino tras la Guerra del Pacífico. Lo de los signos zodiacales se convierte en la excusa para presentar a dichas mujeres y su personalidad y destino, pero no es un manga new age ni nada por el estilo, sino un drama social contado con gran maestría. Quizás a algún lector se le atragante ciertos momentos por el tono dramático algo soap opera, pero me parece propio de la época, y creo que forma parte de su encanto. Tres tomos que valen mucho la pena. Satori nos está trayendo cosas realmente interesantes y de justicia para aquellos que reivindicamos el manga clásico.

9. Sigue las nubes al nornoroeste (Aki Irie, Norma Editorial)

¿Quién no cayó prendido de los encantos de Aki Irie tras leer Ran y el mundo gris? De hecho, yo empecé a leerme todo lo que encontré por  los recónditos lugares que hay por Internet. Aki Irie tiene una magia especial, eso ya lo sabíamos, pero ahora nos ha demostrado que no hace falta hacer una historia “mágica” para mostrar dichas capacidades. Sí, de acuerdo, que el protagonista tenga cierta habilidad para hablar con los coches no sería precisamente de lo más realista, pero en realidad, al menos hasta el segundo tomo, parece que es algo que está ahí y ya está, como pueden haber tantos otros factores (como pasaba con los poderes paranormales en Kimagure Orange Road, que a menudo ni te acordabas que estaban ahí).

Es una historia cocinada a fuego lento que, sin duda, nace de un viaje a Islandia por parte de la autora. En el segundo tomo nos encontramos casi con un panfleto turístico, una carta de amor al país, pero lo hace tan bien que da igual, te lo compramos todo. Lo que realmente nos encontraremos está por ver, pero al menos ya tenemos a varios personajes presentados, y un lío familiar en ciernes, en lo que parece que vaya a convertirse en una especie de thrilller. Pero vamos, que todavía no sabemos muy bien hacia donde irá la cosa. Y aún así, la lectura de este manga es puro placer.

10. Devilman ~The First (Go Nagai, Panini Manga)

Mazinger por aquí, Mazinger por allá, pero finalmente parece que en 2019 el mercado español está descubriendo que hay vida en el universo Nagai más allá del famoso mecha. Y no es solo que haya vida, es que florece que da gusto verla. Esta es mi obra favorita del autor, y eso que hay varias que me han encantado, así que esta edición en tres tomos sabe a gloria. Nagai siempre fue un provocador, desde el principio, y en Devilman siguió tensando la cuerda con una historia llena de sexo, violencia y demonios, con una escena, la de la orgía, que me parece antológica.

Lo más curioso es que a Go Nagai a menudo se le ha rechazado por frívolo, precisamente por contenidos violentos y sexuales que muchos ven completamente gratuitos y perjudiciales, pero en realidad es todo lo contrario. Go Nagai se define como un pacifista, y en Devilman encontramos precisamente una gran advertencia sobre los peligros de la violencia y sobre ese afán por la autodestrucción de la humanidad. Un clásico que merece mucho la pena leer incluso a día de hoy, y que pongo por delante de Mazinger Z siempre, siempre. Os cuento esto y mucho más en este vídeo.

11. Mi vida en barco (Tadao Tsuge, Gallo Nero)

En poco tiempo, no solo hemos dado la bienvenida a un autorazo como Yoshiharu Tsuge, sino que además, también hemos terminado por conocer a su hermano Tadao, y además demostrando que aunque su nombre no sea tan conocido como el de su hermano, eso no significa que su obra no merezca los mismos elogios, y precisamente Mi vida en barco es una obra que tiene todo lo que hay que tener para ponerse a la altura. De hecho, en algunos momentos parece indistinguible de su hermano, y el cameo del protagonista de El hombre sin talento todavía hace que la confusión sea todavía mayor. Lo bueno de Tadao es que no es tan deprimente como su hermano, y su historia personal se aleja bastante de la del torturado Yoshiharu. Quizás por eso aquí el poso que deja la obra es algo menos sombrío, aunque siga siendo descorazonador en muchos momentos.

Definida con el concepto “novela del yo”, esta historia sobre un escritor propietario de una tienda de vaqueros que se compra un pequeño barco donde se refugia de su mujer e hijo (quienes llevan de verdad el negocio), quizás no sea para todo el mundo, y menos para los que esperen una obra donde sucedan muchas cosas. Aquí todo parece muy aburrido, y teniendo en cuenta que pasa mucho tiempo pescando no es extraño (la pesca sí me parece un auténtico sopor de afición), pero es que aquí de lo que se trata es de introspección, de reflexiones y pequeños momentos que dan pie al protagonista para tomar decisiones en esta vida con cierto aire crepuscular.

12. El planeta de los zombis (Kenji Hamaoka, Norma Editorial)

Probablemente, al lado de algunos grandes clásicos u obras mucho más ambiciosas que aparecen en mi lista, El planeta de los zombis puede que parezca un auténtico guilty pleasure, y quizás así sea, pero lo cierto es que hacía mucho que no me divertía tanto con una historia de zombies, y tengo que remontarme a una película como Shawn of the Dead, o la primera lectura que hice de I am a hero.

El manga nos cuenta la historia de la última superviviente del holocausto zombie, una hikikomori que se lo pasa en grande rodeada de muertos vivientes, y todo se lo toma a risa. No son muy peligrosos, en realidad son bastante divertidos, pero una buena mordedura y adiós, claro. Las situaciones absurdas que propone pueden acabar en carcajada del lector, pero es que además es una gozada ver todas esas páginas plagadas de zombies, con mil detalles que el autor va plantando aquí y allá, con algunas escenas que para mí son ya de lo más cachondo que he visto en materia zombie (siempre que te guste el “humor zombie”, claro). El autor además se revela como un auténtico conocedor de la filmografía zombie, no solo por la portada, sino por algunas de las historias que va contando.

Divertido y muy bien dibujado. Ojalá funcione y podamos ver más obras de Hamaoka.

13. Helter Skelter (Kyoko Okazaki, Ponent Mon)

Hace ya unos cuantos años que me leí Helter Skelter en inglés, y la verdad es que desde entonces he estado esperando que finalmente llegara algo de esta autora. Ya nos llegó Pink de manos de Ponent Mon el año pasado, que es una de las obras más reconocidas de la autora, y pasó sin pena ni gloria. Ahora nos llega finalmente Helter Skelter, y sería un crimen que pasara igual de desapercibida, porque me parece incluso mejor. Una obra muy potente, muy cruda, sobre la cuestión del culto al cuerpo y los sacrificios de una protagonista por seguir siendo atractiva. No es un relato para todos los estómagos, pero es una historia muy potente. Y sí, me encanta el estilo de dibujo de Okazaki (aunque algunos energúmenos no sean capaz de apreciarlo, ¡hahaha!).

 

 

 

14. The Golden Sheep (Kaori Ozaki, Milky Way Ediciones)

La autora que maravilló con Los dioses mienten, uno de esos primeros grandes éxitos de Milky Way (manga difícil de encontrar), vuelve ahora con una serie de tres tomos que nos habla de un grupo de adolescentes que se vuelven a reunir tras el regreso de la protagonista, después de haber vivido en otra ciudad durante varios años. Aunque al principio parece que todo sigue como siempre, en seguida veremos que no es así. Ozaki es muy capaz de hacer que nos quedemos helados con algunas de sus historias, The Golden Sheep no es diferente en ese sentido, y veremos historias muy dramáticas que se mezclan con momentos de ternura y también humor. Por supuesto, la obra de Ozaki también entra por los ojos con su fantástico dibujo. Con muchas ganas de leer el segundo tomo.

 

 

 

15. Reiraku (Inio Asano, Norma Editorial)

A nadie debería extrañarle que un manga de Inio Asano entre en mis listas de mejores mangas, o en las de cualquiera. Es uno de los grandes autores de los últimos diez años, y no creo que nadie vaya a discutirlo (otra cosa es que no te guste, claro). En realidad, me resulta tan fácil ponerle en la lista que he estado a punto de dejarlo fuera, precisamente porque parece de cajón. Pero es que Reiraku tiene un interés especial por tratar sobre un mangaka en horas bajas, y por contener una serie de reflexiones que apuntan a ser muy personales e incluso autobiográficas. Hay mucho de Asano en esta obra, y eso me parece muy interesante. En definitiva, otra obra imprescindible de “la voz de su generación”. ¿Quién me iba a decir a mí hace unos años que este autor iba a ser tan conocido?

 

 

 

 

Mención especial: Cutie Honey ~ The Legend (Go Nagai, Ooso Comics)

No me parecía muy buena idea meter dos obras de un mismo autor en mi top, y puestos a escoger entre DevilmanCutie Honey, mi elección está clara. Pero no puedo dejar de mencionar el hecho de que se haya publicado otra de las grandes obras del autor, más allá de Mazinger ZCutie Honey es y sigue siendo de los personajes más populares e influyentes de Nagai, tanto que algunos lo incluyen dentro del género de las Magical Girls (yo lo haría, pero con reservas, me parece influyente, pero no representativo del género en cuestión). La obra se ha publicado tanto en castellano como en catalán en un solo tomo, lo cual me parece una excusa perfecta para ir ampliando nuestro conocimiento de la obra de Nagai. Y por pedir, espero que en no mucho tiempo empecemos a ver otras obras suyas por aquí (de las clásicas, claro).

 

 

 

 

Mención especial: Planeta Manga (VVAA, Planeta Cómic)

No voy a poner una obra en la que he participado yo en el TOP, pero sí me parece un hito a destacar. La revista Planeta Manga me parece una fantástica apuesta de la editorial por el talento local, y una demostración de la calidad a la que se está llegando en cuanto a “Iberomanga”. Hay historias que son fantásticas y dibujantes que tienen un nivel realmente espectacular. Esta “imitación” de las revistas japonesas me ha parecido una gran idea, y aunque sabemos que repetir el éxito del número 1 será difícil, tengo esperanzas de que esto sirva para dar visibilidad a un montón de autoras y autores que están debutando ahora o que todavía no tienen el merecido reconocimiento. Una apuesta arriesgada pero que está demostrando que las cosas han cambiado mucho en varios aspectos: desde los autores hasta el público.

 

 

 

 

 

Series destacables que se han seguido publicando a lo largo de 2019:

  • Ao no flag
  • Golden Kamuy
  • Atelier of Witch Hat
  • Beastars
  • Yona, princesa del amanecer
  • Y sin embargo te quiero (finalizada)
  • The Promised Neverland
  • La balada del viento y los árboles
  • Prison School (finalizada)
  • Sombras sobre Shimanami (finalizada)