Superhéroes japoneses… ¡reales!

Saludos, cosmonautas.

En la Arcadia os hemos hablado muchas veces sobre superhéroes japoneses. Desde Kamen Rider hasta Kikaider, pasando por Garo y muchísimos más personajes de manga, anime o de televisión. Aunque a menudo pensamos que “el país de los superhéroes” es Estados Unidos, en Japón no se quedan nada cortos. Y hoy queremos hablaros de la buena influencia que a veces pueden ejercer este tipo de obras. Se ha escrito mucho sobre “los peligros” de la ficción, de la mala influencia de los tebeos, el cine o la televisión, pero pocas veces se habla de los sanos efectos que pueden tener en la bondad de las personas, en el altruismo. Y desde Japón tenemos dos claros ejemplos de ello.

El primero de ellos es un dependiente de una frutería (orgánica) de 27 años y de nombre Hanemasu Tadahiro, que cada día durante un par de horas se planta en la puerta de una estación de Metro que no dispone de escaleras mecánicas ni ascensores. Una vez allí, ayudará a todas las abuelitas o mamás con cochecito que necesiten subir o bajar sus bultos. Por supuesto lo hace gratis, y con toda la buena voluntad del mundo. Pero lo más particular de todo esto es que lo hace vestido de Ranger verde.

130823-superhero.photoblog600

Fotos de World BBC News

130823-superhero-02.photoblog600

Aunque literalmente no se le puede llamar Sentai (porque no es un grupo), ha hecho un llamamiento para que se le unan más Rangers, como el rojo, el azul, el amarillo y el rosa, que puedan cubrir las horas en las que él tiene que hacerse cargo de su identidad pública. Por cierto, como les suele pasar a muchos superhéroes cuando empiezan a hacer el bien, muchos ciudadanos de a pie se asustaban y le llamaban tipo raro. Pero parece que al final se ha ganado el corazón de su comunidad. ¡Qué bonito, hoygan!

Si nuestro primer superhéroe se identifica con la saga Super Sentai, el segundo lo hace con la otra gran saga de los domingos por la mañana, Kamen Rider, y su vocación es más global que local. Se llama Tomikawa Akihiro, tiene 44 años y es un hombre de negocios. Cada dos meses se pone su traje de Kamen Rider Ichigo, coge su moto Cyclone, y se va hacia Tailandia para distribuir juguetes entre los niños desfavorecidos.

Z20131003TTAPT01319G3000000

Fotos de JEFusion.

Z20131003TTAPT01320G3000000

Simplemente fantástico y enternecedor lo que hace este señor. No es solo hacer una buena obra, es hacerlo con estilo y de forma que llame la atención del mundo, al mismo tiempo que sorprendes a los niños. ¡Chapeau!