やんパパ (Yanpapa): mi primer dorama y todo lo que aprendí de ellos

Saludos cosmonautas,

con los recientes posts nos ha venido a la memoria el que fue el primer “dorama” (que es como llaman los japoneses a las series de TV). Hoy en día, los doramas ya son algo sobradamente conocido, fácil de encontrar en la red, y además, con la popularidad de los doramas coreanos, se ha convertido en un fenómeno parecido al del JPop en su momento (y el KPop ahora).

Pero hace unos 7 u 8 años encontrar doramas era una tarea mucho más complicada, y tenías que meterte en “oscuras páginas” de descargas de torrents o links de eMule, y escoger lo que te bajabas sin saber apenas nada en absoluto (la información escaseaba, aunque ya existía www.jdorama.com). De forma fortuita, como suelen ocurrir estas cosas, acabé bajándome una serie llamada やんパパ (Yanpapa).

“Yanpapa” básicamente es uno de esos palabros “engurish” que a veces se sacan de la manga los japoneses, y que significa “Young papa” (padre joven). La historia trata precisamente de un joven que, por dramáticas circunstancias, acaba haciéndose cargo de los tres hijos de la mujer con la que se acaba de casar, y que era unos 14 años mayor con él. Esto significa que el protagonista, un joven de 25  años, intenta hacer de padre a 2 chicas y un chico que podrían ser sus hermanos, pero nunca sus hijos. Como no podía ser de otra forma, los tres “hijos” vienen con sus problemas de fábrica, y además se niegan a aceptar a este nuevo padre (al que acaban de conocer).

http://www.youtube.com/watch?v=Gqp_cmE9VNg

El único vídeo en YouTube de Yanpapa

Aunque es uno más de los típicos argumentos lacrimógenos y de superación personal habituales, obviamente hubo algo que me llamó la atención para que empezara a ver el dorama. El joven protagonista es un aprendiz de mangaka, que entra a trabajar en el estudio de una autora consagrada, la que después acaba siendo su mujer. Aunque no es el tema principal del dorama, lo cierto es que tiene una parte importante, ya que el joven dibuja una historia (que vemos a menudo en forma de anime) que refleja todo lo que le va pasando de forma metafórica (con la historia de un caballero que tiene que rescatar a una princesa). Seguramente, si no fuese por este toque manganime, tenemos nuestras dudas sobre si habríamos aguantado al principio, pero debemos confesar que al final acabamos enganchados y emocionados con el tema.

Aquí podéis ver los personajes que dibuja el protagonista.

Aunque el dorama sea ahora algo muy normal entre los “japonófilos” y el acceso a doramas nuevos, y no tan nuevos, es relativamente fácil, parece que やんパパ ha quedado completamente olvidada, y apenas se encuentra información en la red (por no mencionar ya la imposibilidad de encontrarlo en algún sitio de descargas). Es una pena, porque estoy seguro que a muchos les gustaría ver los primeros pinitos como actriz de una exMorning Musume, nada más y nada menos que Maki Goto.

El protagonista, que hay que reconocer daba un poco de rabia de lo bobalicón y romántico que llegaba a ser, también era un artista Pop, cantante de Tokyo (una de las famosas bandas prefabricadas de Johnny’s). Por supuesto, ellos fueron los encargados del opening de la serie (aunque puede parecerlo, no son imágenes del dorama):

http://www.youtube.com/watch?v=dYb2e7kW4o0

Viendo este primer dorama aprendí varias cosas. La primera, que los actores japoneses, a nuestros ojos, sobreactúan de mala manera. Son exagerados, mucho. Y aunque creo que ya forma parte de su “estilo”, es cierto que es fácil que eso eche para atrás a más de uno. Pero al final te acostumbras, y es parte de su encanto. Segundo, les encantan los dramones, lo lacrimógeno, y en general, que todo sea muy emocional, hasta el límite de poder morir por una subida de azúcar (esto, sumado a la sobreactuación, puede ser un cóctel explosivo). Tercero, y más importante, que los doramas son una de las mejores formas para aprender sobre Japón.

Si nos fijamos en nuestras propias series y películas veremos que las primeras normalmente reflejan mucho mejor la “realidad” del día a día, tanto sea por sus temáticas, como por el lenguaje que utilizan, y los referentes o el contexto en el que se basan. En las películas podríamos decir que estamos ante unos ambientes más controlados y dirigidos a contar una historia más específica y universal. Visto así, creemos que un culebrón nos ayudará mucho más a saber como es un país. Y esto es lo que consiguen los doramas, ya sea por el lenguaje (con coletillas habituales, expresiones coloquiales, argot, etc.), o por las situaciones y problemáticas cotidianas, ya que este suele ser el motor principal de este tipo de historias. Así pues, a pesar de que os pueda costar el tema de los actores, o la temática, si de verdad tenéis interés por conocer mejor la sociedad japonesa y su lenguaje, creemos que una buena dosis de doramas os puede ayudar mucho.

Por desgracia no os podemos decir donde encontrar Yanpapa con subtítulos, ya sea en inglés o español (en VO con subtítulos en coreano, aquí), pero como hemos ido diciendo, la red está plagada de doramas, y tenéis mucho donde escoger (con todo tipo de temáticas). El que vimos nosotros después de やんパパ fue Summer Snow (Natsu no yuki), ¡menudo dramón!