¡Menuda noche en Madrid!

Saludos cosmonautas,

más claro no puede ser el título del post, menuda noche hemos pasado en Madrid. En realidad, la única razón que nos ha llevado a la capital española ha sido el trabajo, pero lo cierto es que hemos aprovechado el poco tiempo libre que teníamos, y encima, hemos sido testigos de algo histórico futbolísticamente hablando. Pero vamos paso por paso, y foto a foto.

Lo primero ha sido presenciar, en Callao, una auténtica exhibición de Capoeira, algo que nos ha llevado a pensar en seguida en el Tío Tosca.

En realidad, no hemos ido a ver capoeira, si no que habíamos quedado con dos personajes muy conocidos en el blogosfera del manganime. Os daremos una pista…

Este contundente plato de ramen es la pista que nos lleva a Didi y Batto, los “dos” de Ramen Para Dos, para mí el blog de referencia en cuanto a noticias, reseñas y eventos del manganime en español, y también, el blog no profesional más profesional que existe, incluso más que algunos realmente profesionales. ¡Unos cracks estos dos! (y todo su equipo


Más adelante os mostraremos que dió de si esta cena 😉

Y después de disfrutar de este ramen para tres, al salir del restaurante, el caos rojiblanco. La casualidad ha querido que me encontrara en Madrid el día en que el Atlético de Madrid ganaba un nuevo título después de 14 años, la Europa League (la Copa de la UEFA, vamos – y hacía 48 años que no ganaban un título europeo). Como es normal, la locura se ha desatado en las calles de Madrid…

Pero el caprichoso destino ha querido también que mi hotel se encontrara a escasos metros de Neptuno, el monumento en el que los colchoneros celebran sus victorias (el equivalente a la fuente de Canaletas del Barça, y la contrapartida a la Cibeles de los merengues). Eso quiere decir que he tenido que atravesar todas las masas rojiblancas para poder llegar a mi habitación.

Mientras escribo, casi la 1 de la noche, no sé si voy a dormir, porque el follón que hay fuera es de órdago… así que si no contesto mañana los comentarios, es que estoy durmiendo… ¡menuda noche en Madrid!