Kasutera, de Castilla a Japón y de vuelta

Saludos cosmonautas,

hoy queremos emular a nuestro amigo Roger de Comer Japonés y hablaros de gastronomía japonesa. Lo haremos para presentaros un bizcocho japonés que ha dado muchas vueltas para volver de nuevo a su lugar de origen, la península ibérica.

Estamos hablando del カステラ (kasutera) o Castella, un dulce postre esponjoso a base de azúcar, huevo, harina y un tipo de sirope. Además, puede haber algunos con sabor a té verde, y otras variedades. Según la wikipedia, este postre es habitual encontrarlo en puestos callejeros y festivales de Japón.

Al igual que la tempura, se dice que el kasutera fue introducido en Japón en el siglo XVI de manos de los portugueses, como el “Pão de Castela”, es decir “pan de Castilla”, nombre que nos indica de una forma bastante evidente su auténtica procedencia (de hecho, en Francia, Italia o Grecia lo llaman “Pan de España”).

El caso es que desde no hace mucho nosotros descubrimos el “kasutera” en nuestra tasca nipona favorita de Barcelona, “Una mica de Japó”, y desde entonces nos hemos convertido en unos fans del postre. Lo curioso de esto es que cuando lo probamos no teníamos ni idea que su nombre “kasutera”, significaba “Castilla”, y que este bizcocho, a lo largo de varios siglos, había dado la vuelta al mundo a través de Portugal y Japón, y de nuevo a España, y a Barcelona finalmente.

Podríamos llamarlo el “pastel Heidi”, ya que Heidi no dejaba de ser una historia europea que nos volvió de Japón, y que llegamos a conocer gracias al anime (a veces ignorando su auténtico origen). Una peculiar muestra de la globalización que ya existía en siglos pasados, pero que lógicamente iba mucho más lenta que ahora.

En Barcelona, no sólo encontraremos kasutera en “Una mica de Japó”, sino que la pastelería Ochiai también nos ofrece porciones… e incluso pasteles para cumpleaños. Aquí tenemos una muestra de lo poco que queda de los dos pasteles de cumpleaños de Urías… y os podemos asegurar que 4 días después, ¡sigue estando igual de bueno!

Un postre muy sencillo, de sabor muy suave, y que encima parece fácil de hacer. Aquí encontraréis la receta en inglés. Y si queréis ver más cosas sobre especialidades culinarias niponas, aquí tenéis un post que dedicamos a la gastronomía japonesa.