Procrastinator: The Movie

Saludos cosmonautas,

desde ya hace un montón de tiempo llevamos un proyecto más o menos secreto entre manos, una película, a medio camino entra la ficción y el documental, que quiere tratar el tema de la procrastinación. Un mal del cual Urías ha sido diagnosticado recientemente, y que le tiene bastante fastidiado y entretenido a partes iguales. Si no sabéis en qué consiste la procrastinación, haréis bien de clicar aquí. En cuanto a este proyecto, hay que decir que no hemos escatimado en medios, y ahora podéis ver el primer tráiler:

¿Regulero? Sí, pero lo que me he reí cuando se me ocurrió la idea. Pero vamos, seré sincero. En realidad esto es un toque de atención que me hago a mi mismo, una autoparodia que tiene que ver con mi eternizado proyecto “Crónicas desde Cipango“, que como muchos sabéis está en el candelero desde hace mucho tiempo. Tanto por la gente que lleva siguiendo este blog desde casi los inicios, muchos de ellos precisamente atraídos por la idea de este documental, como sobretodo por respeto a aquellos que se prestaron a aparecer en el documental, creo que estoy en la obligación moral de terminar el proyecto de una vez.

Excusas tengo muchas. Desde la inmensa cantidad de trabajo que he tenido precisamente después de volver de mi viaje a Japón, hasta los propios proyectos que han surgido para el propio blog (las entrevistas pirata, las semanas temáticas TLQM, y tantos otros rollos), y por último, y lo que me ha frenado bastante, los problemas que he tenido con el Sony Vegas, y que me han hecho plantearme de verdad cambiar de programa (pero hacerlo a estas alturas significaría tirar por la borda el trabajo más complicado y que ya tenemos hecho, seleccionar las partes de las entrevistas que más nos interesan).

Aparte de todo esto, como queremos hacerlo bien, hay varias cosas que me había planteado hacer para este documental que para mi solo resultan realmente complicadas, como es la creación desde cero de una banda sonora (tengo ya algunos pocos, pero cutres temas), y toda la parte más gráfica del documental (ya que, a pesar del carácter amateur del proyecto, quiero darle un aspecto decente). Por último, está también el tema del doblaje, parte en la que me veo muy limitado por no tener los mejores medios para grabar una buena voz en off.

Son un montón de cosas, sí señor, pero esto si sigo al mismo ritmo esto puede acabar eternizándose y perdiendo todo el sentido. Es por ello que ha llegado el momento de poner “Crónicas desde Cipango” como mi mayor prioridad, y si esto significa tener que pedir ayuda, creo que estoy dispuesto a ello (después ya veremos si realmente alguien me ayuda así por el morro, hahaha). No descarto también que esto tenga cierta repercusión en este blog, ya que seguramente no podré dedicar todo el tiempo que dedicaba ahora a hacer algunos vídeos o a la realización de los stop-motion (que seguramente voy a poner en stand-by de forma indefinida).

No suelo hacer este tipo de reflexiones a través del blog, por varios motivos, pero en esta ocasión creo que era necesario. Es una forma de espolearme a mi mismo, de establecer un compromiso con todos vosotros, los cosmonautas. Un compromiso que voy a cumplir en los próximos meses.

¡Gracias por vuestra paciencia!

PD: Y a pesar de todo este rollo, tened en cuenta que soy un procrastinador, así que en cualquier momento puedo postergar de nuevo todo esto para hacer otras cosas xD ¡Soy un enfermo, joder!