CdC: La mierda de Japón, o el síndrome de diógenes.

Saludos cosmonautas,

Siguiendo con nuestras entregas dentro del marco de “Crónicas desde Cipango”, hoy hacemos una entrada que puede horrorizar a aquellas mentes ordenadas, pragmáticas, poco frikis, y en general, toda aquella persona con poco apego a las cosas materiales.

Urías, como tanto otro frikazo, sufre ligeramente de uno de los síntomas del síndrome de diógenes, es decir la acumulación de desperdicios. El problema es que cuando viaja dicho síntoma se agudiza, entonces se pasa los días acumulando papelitos, entradas, regalitos promocionales, y cualquier cosa que pueda conseguir del país… ¿con qué fin? La verdad es que no lo sabe muy bien. Pero cuando vuelve a casa, se encuentra con una bolsa llena de mierda, y pocas veces se atreve a tirarla, “por si algún día necesito algo…”

Hoy hemos decidido exponer al mundo buena parte de la basura que ha acumulado durante sus 3 viajes a Japón, a ver si con la exposición pública de sus vergüenzas es capaz de superar su problema.

DSCN0185

Esto es de lo más típico, los pañuelos con publicidad que se reparten por la calle. De los dos primeros viajes nos acostumbramos a ello y en el tercero ya no nos preocupamos de llevarnos pañuelos de casa. Pero esta última vez no nos dieron ni uno, a pesar de pasearnos delante de los repartidores con actitud dispuesta. ¿Será que escogen mejor a quién lo reparten por la crisis?

DSCN0184

Esto de las cosas más inexplicables, tickets de compra y facturas. Se entiende que se guarden un par de días, ¿pero para qué guardarlos más? Los hay con dibujitos, algunos son de combinis, otros de tiendas de música, y no podía faltar uno de Mandarake.

DSCN0180

Mapas, mapas, folletos y folletos.  Lo cierto es que algunos de ellos ha valido la pena guardarlos, no hemos tenido que buscar nuevos y es una práctica más ecológica, ¿no?

DSCN0182

¿Sabéis decirme a qué dos lugares pertenecen estos dos mapas? ¡Es fácil!

DSCN0191

La primera vez fuimos en Agosto, nos los dieron todos en Odaiba. TV Asahi es la televisión que emite Kamen Rider, Yurikamome es el tren que te lleva hasta Odaiba (en el blog de Tosca podéis ver un vídeo), y el del pachinko me hace especial gracia…

DSCN0189

…está anunciando, entre otras, una máquina de Kamen Rider 😀

DSCN0192

Aquí tenemos un periódico deportivo, y una revista en español que encontré en el Instituto Cervantes de Tokyo.

DSCN0193

Dentro del periódico parece que hay un anuncio de un Maid Café (corregidme si me equivoco).

DSCN0194

¡Y sale Hulk Hogan!

DSCN0196

Dentro de una bolsa de Disk Union encontré todos estos flyers y publicidad. ¡Heavy Metal!

Closet Child es una tienda de música Visual Kei de segunda mano, una de las tiendas está en una pequeña calle junto a Takeshita Dori (la tarjeta de la foto sirve para ganar “puntos” que se convierten en descuentos).

DSCN0198

Esto es un clásico de los viajes de Urías. Una hoja excel con el viaje programado (aunque se suele cumplir solo el 50%), una muy útil hoja de horarios y recorridos de trenes del buscador Hyperdia (que recomiendo a todo aquel que esté preparando un viaje a Japón), mapas para encontrar los hoteles, y chuletas sobre los transportes de Tokyo.

DSCN0200

Esto nos lo dieron en un restaurante cerca de Pontocho, en Kyoto. ¿Sabéis lo que es?

DSCN0199

Los emails de los entrevistados de “Crónicas desde Cipango” con el día y hora de la cita, también están las preguntas de la entrevista, y la hoja que me pasó Oskar con su respuesta a mi pregunta (para leerla, aquí).

DSCN0202

Carta de Magic The Gathering encontrada por el suelo en Akihabara.

DSCN0204

Las bolsas de tiendas también son consideras un “souvenir” para Urías. Algunas de ellas de tiendas famosas de Akihabara, pero también hay una de Nakano Broadway (el otro Akihabara).

DSCN0203

Urías tiene la manía de guardar también los billetes, y las chorradas que dan en el avión y los hoteles… (aunque el Japan Rail Pass es bonito).

DSCN0197

Al final hemos encontrado unos souvenirs del primer viaje de 2007 que no llegamos a regalar, y unos muñecos de Keroro que estaban aún en sus bolsitas de plástico (el muñequito de Keroro está en otra parte).

Lo de Urías parece no tener remedio, hay unas cuantas cosas más que guarda, pero ya sería aburrir de tanta basura (si es que no os habéis aburrido ya). La buena notícia es que gracias a este post, Urías se ha animado a tirar algunas cosas, y a ordenar un poco más todo el caos que supone guardar tanta porquería.