Siga buscando… Cavall Fort 137/138

Saludos cosmonautas,

hace poco fardábamos en Twitter de nuestra más reciente adquisición a la colección arqueológica de manga que, sin prisa pero sin pausa, vamos construyendo en un rincón de la Arcadia. Se trataba de una publicación muy especial, el primer manga que se publicaba en nuestras tierras, allá por el año 1968/1969. Concretamente en las páginas de la revista infantil Cavall Fort, todo un referente para muchos niños catalanes.

Fue gracias a un post de Mangaland que supimos de la existencia de este número 137/138, que contenía un recopilatorio de varias historietas de distintos países, con la inclusión de unas viñetas japonesas de Rakuten Kitazawa. Al tener más de 40 años, este número de Cavall Fort no es sencillo de encontrar, pero hace varias semanas lo encontramos en una página web. Para poder conseguirlo teníamos que comprar un lote de 10 ejemplares de Cavall Fort, pero nos daba igual pagar algo más para poder tener entre manos algo tan curioso (e histórico).

Contactamos con el vendedor y le pedimos que nos confirmase que en el lote estaba incluido el número doble 137/138. Cuando lo confirmó hicimos el pedido inmediatamente. Una vez cerrado el acuerdo, ni cortos ni perezosos nos pusimos a vacilar a Marc Bernabé por haber conseguido esta joya. Pero hay un refrán catalán que dice: “no diguis blat, si no el tens al sac i ben lligat”. Que más o menos viene a decir que no cantes victoria antes de tiempo.

Cuando recibimos el paquete lo abrimos ansiosos, y empezamos a buscar como locos el número 137/138, del que ya conocíamos la portada. Y ahí estaba. Lo abrimos… ¡y llegó la amarga sorpresa! Sólo estaba la portada. Faltaba todo el contenido de la revista. ¡No es posible! De los 12 números que nos habían puesto en el lote, el único que tenía defectos era precisamente el que nos interesaba. Si eso no es mala suerte, que baje Murphy y lo vea.

El vendedor nos ha confirmado que no localizan la parte que falta, y al final nos hemos quedado (gratis) un lote de Cavall Fort que no tiene excesivo interés para nosotros. Esto nos pasa por fardar, vacilar, e intentar dar envidia. ¡Lección aprendida!

Ah, y sigo buscando esa revista. ¿Alguien la tiene?