Ruta europea de tiendas de cómics: París, Berlín, Praga, Viena y Lión

Saludos, cosmonautas.

Después de unas largas vacaciones volvemos de nuevo a la palestra para seguir hablando en este blog de todo lo que mola. Y no os penséis que nos hemos olvidado de la Arcadia durante este parón, todo lo contrario, ya que hemos aprovechado las vacaciones para trabajar en el post de hoy.

Durante un par de semanas hemos recorrido varios países y ciudades europeas en tren (con el famoso interrail del que ya hablaremos otro día), y antes de empezar el viaje nos marcamos el objetivo de comprar al menos un cómic en cada una de las ciudades. Esto iba a requerir cierta planificación e investigación antes de partir, y con la ayuda de Google Maps nos montamos un itinerario #TLQM por París, Berlín, Praga, Viena y Lión. En algunos casos ha sido fácil, en otros, no tanto. Y es que siguen habiendo muchas tiendas que no aparecen en los mapas, y en ciudades como Viena o Lión no basta con poner “cómics” en el buscador. Además, no todas las tiendas se encuentran en sitios céntricos, y cuando tienes poco tiempo para visitar las ciudades, es difícil acercarse a según qué zonas. Pero ahora vosotros lo tendréis más fácil, en la guía que empieza a continuación, encontraréis que la mayoría de tiendas son bastante céntricas, o al menos no requieren grandes desplazamientos.

Y antes de empezar, una pequeña advertencia: los horarios europeos no se parecen en nada a los nuestros, así que aseguraros de sus horarios de apertura y cierre antes de montar vuestro itinerario. Acostumbran a tener un día de descanso semanal (lunes o martes – todo el día, no solo por la mañana), y la mayoría no abren hasta las 10h u 11h y pueden cerrar a las 18h o las 19h (y las más pequeñas puede que tengan una hora de descanso al mediodía).

PARÍS

Debemos reconocer la suerte que hemos tenido a la hora de escoger hoteles, y es que en más de una ocasión, y sin premeditación, nos hemos alojado a pocos metros de algunos “triángulos frikis”. Es el caso de París, que a pocas calles de la misma Notre Dame, en el barrio latino, puedes encontrar en unos pocos metros un montón de tiendas de cómics. El grueso del cotarro lo forman una serie de tiendas llamadas Album, y otras de Pulp’s Comics, pero hay algunas tiendas pequeñas más que han aprovechado el tirón de estos dos imperios comiqueros.

Paris

El triángulo friki parisino se concentra sobretodo en la Rue Dante, y en su cruce con Boulevard Saint-Germain. En el cruce encontraréis dos tiendas de Album; la primera se dedica sobretodo al manga (en francés) y al cómic USA (aunque lo puedes encontrar en francés, la mayoría es en versión original), y por supuesto un montón de figuras, como las que veréis en el escaparate; la segunda tienda de Album se dedica más al cómic europeo o más “de autor” (pero también hay algo de manga gafotaku y no tan gafotaku), y mucho merchandising de Tintín. Aún en el Boulevard Saint-Germain (casi enfrente del primer Album), se encuentra una tienda de figuras de Pulp’s Comics. No es muy grande, pero está muy surtida (sobretodo con figuras de cine, cómic USA y series de TV, no tanto de manga o anime).

Desde la tienda de Pulp’s Comics de figuras, si seguimos hasta Rue Dante encontraremos otra tienda de Pulp’s, y en este caso se trata de una tienda de cómic principalmente USA. Llama la atención su escaparate con algunos cómics vintage de los 60s o 70s de Marvel, a precios algo más altos de lo que os encontraréis por Internet, pero aún así, asumibles. Justo delante de esta tienda, encontraremos otra llamada Aaapoum Bapoum! que se centra sobretodo en cómic de segunda mano europeo, con algo de manga, y mucha versión francesa de cómics USA. Siguiendo en esa misma acera, encontraremos otra tienda de Pulp’s, dedicada a vender pósters y artbooks (del estilo de la 3a tienda de Freaks, para los que se conozcan las tiendas de Barcelona). Y un poco más abajo está Hayaku Shop, la tienda dedicada exclusivamente al manga de la calle. Por cierto, si echáis un vistazo a Google Maps, veréis que aparece una tienda llamada Little Tokyo, pero cuando fuimos nos encontramos que habían cambiado el negocio (a pesar de que siguen con el mismo cartel).

Paris2

Tanto por el poco tiempo que dedicamos a París (una tarde y un día), como por ser al principio del viaje, las compras en París fueron bastante escasas. Cumplimos con la idea de comprar un cómic en cada ciudad, y lo que cayó fue “Oyasumi Pun Pun” de Inio Asano (en Hayaku Shop). No soy precisamente un francófilo, pero debo reconocer que admiro y envidio todo lo que se llega a publicar en Francia en cuanto a manga. Inio Asano, del que hasta ahora solo hemos visto un tomo publicado aquí (y con nulo éxito), cuenta con ediciones de varias de sus obras en francés. Pero es que si te gusta el manga clásico o raro, en las tiendas de manga francesas tienes un montón de Tezuka, Mizuki e incluso Ishinomori, así como otros manga peculiares que difícilmente se pueden publicar en nuestro mercado.

Como extra, muy cerca nos encontramos con la popular tienda de libros en inglés Shakespeare & Company (que aparecía en la película “Antes del atardecer”), y allí nos llevamos el mítico “I am legend” de Richard Matheson y un recopilatorio de cuentos escogidos por Neil Gaiman y Al Sarrantonio.

BERLÍN

Berlin1

También en Berlín , sin haberlo planificado, nos encontramos con que muy cerca de nuestro hotel había un par de tiendas interesantes (en la zona del centro, o mitte). En Torstrasse, cerca del cruce con Schönhauser Alle (Metro: RosaLuxemburg Platz), hay una tienda llamada Neo Tokyo dedicada al manga, anime, pero también al Visual Kei, el JPop y el KPop. La tienda es bastante grande y hay un poco de todo, pero debo reconocer que salí con las manos vacías, ya que no encontré nada especialmente interesante. Había bastantes CDs de música japonesa, pero los precios me parecieron excesivos, y pasaba lo mismo con camisetas y DVDs. Lo del manga en alemán ya ni mi lo plantée, y es que una cosa es entender el francés (que leyendo es bastante fácil) y la otra el alemán. Dos esquinas más hacia el oeste nos encontramos con una fabulosa tienda llamada Grober Unfug. Está dividida en dos secciones: la primera está dedicada a todas las publicaciones en lengua alemana (desde cómic europeo hasta manga, pasando por el cómic USA), mientras que la segunda sección está dedicada a cómics publicados en inglés (sobretodo cómic USA y manga). Y os aseguro que hay mucha variedad y publicaciones interesantes, y es que da la sensación que saben escoger lo que venden. En mi anterior visita a Berlín visite otra de sus tiendas (en Zossener Strasse), y me decepcionó bastante precisamente por la poca variedad y la poca cantidad de publicaciones en inglés que tenían. En alguna guía describen la primera tienda como más pequeña y menos surtida, pero parece que es todo lo contrario.

Berlin2

Durante un paseo por el barrio de Kreuzberg (metro: Moritzplatz) nos encontramos por sopresa con otra tienda de cómics, Modern Graphics. Muy parecida en muchos aspectos a Grober Unfug, ya que tiene una primera sección dedicada al cómic publicado en alemán (del tipo que sea), y una parte trasera bastante amplia dedicada al cómic publicado en inglés. Otra tienda interesante, en la que te puedes pasar un buen rato repasando las distintas estanterías. Había mucho cómic underground americano, pero tampoco faltaban Marvel y DC y muchas otras cosas curiosas.

Berlin3

Berlín fue, sin duda, donde más se nos fue la mano comprando, pero valía la pena. En Grober Unfug nos hicimos con el primer tomo (en inglés) de “The Flowers of Evil”, el manga “Aku no hana” del que os hablamos hace unos meses. También nos encontramos con una obra de Tezuka que jamás hubiese imaginado ver publicada en cualquier otro idioma que no fuese el japonés, “Atomcat”. Es una especie de auto-parodia que hace Tezuka de Astro Boy, pero en forma gatuna. No es nada espectacular, pero es curioso y estaba en inglés. Encima de estos dos tomos, uno de los hallazgos más interesantes de mi búsqueda comiquera. “Tank Tankuro: Prewar works 1934-1935”. Si en nuestro anterior viaje a Japón os hablamos de “Norakuro” como uno de los clásicos manga de preguerra, y uno de los más populares personajes de la época, “Tank Tankuro” tiene todo el derecho a ponerse a su altura. Se dice que podría ser el primer robot jamás aparecido en un manga (mucho antes que Astro Boy) y posiblemente el primer superhéroe japonés de manga. Además, se trata de una edición de lujo, con tapa dura, estuche, etc (y a un precio más que razonable por semejante edición, 24,95€).

En Modern Graphics también hicimos gasto. Lo primero fue el cómic “Berlin Chronicles: A ciy divided”, que nos cuenta varias historias reales relacionadas con el período de los dos Berlín, del muro, y la paranoia socialista. El cómic está en inglés, aunque también se ha publicado en alemán. Muy interesante, sobretodo si estás de visita por Berlín o pretendes hacerlo. Debajo de este cómic tenemos “Holy Shit: The world’s weirdest comic books”, un libro que hace un repaso a algunos de los cómicas más estrafalarios que sus autores han podido encontrar. Por cierto, uno de ellos es Paul Gravett, el autor de “Manga: la era del nuevo cómic”. Como extra, tenemos en un rinconcito un recopilatorio de cómics balcánicos (así es como lo vendían), que en este caso compramos en una tienda muy particular que encontramos en Rosenthaler Strasse nº39 (justo detrás del museo de Anna Frank, subiendo unas escaleras llenas de graffittis).

Por cierto, en Alemania también hay varios manga publicados de Inio Asano (como “Solanin”), lástima de mi alemán… aunque también es verdad que la sensación es que en general se publica mucha mierda para otakus.

PRAGA

Praga1

Al pasar poco menos de 24 horas en Praga, no pudimos indagar mucho, ni tampoco dar muchas vueltas en busca de tiendas de cómics. Pero una vez más, muy cerca de nuestro alojamiento, nos encontramos con una tienda #TLQM interesante (no está en el centro de Praga, hay que salir un poco de la zona turística, pero está cerca de la estación de trenes – calle Anglická). Se trata de Comics Point, que por lo que vemos cuenta con dos tiendas más en Praga. La tienda se centra bastante en el cómic USA, pero es suficientemente grande para tocar todos los palos, sobretodo el de merchandising (de hecho, puede que tengan más merchandising que cómics). Lo que más interesaba de este lugar es una especie de isla central con todo su fondo de catálogo de cómics de Marvel y DC. En algunos casos son cómics bastante modernos, pero después se pueden encontrar algunas joias.

Praga2

Y una de las joyas de la corona es este “Sgt. Fury and his howling commandos” que encontramos por ahí, un cómic de Stan Lee y Jack Kirby de cuando empezaron con el meollo de Marvel, concretamente publicado en septiembre de 1963. A su lado, tenemos un cómic de “The Defenders”, con una curiosa portada que incluye a Hulk, el Doctor Extraño, Luke Cage, Daredevil y Valquiria. La portada es de John Romita padre, y el interior de Sal Buscema. Encima tenemos una mera curiosidad, de la que os hablaré en otro post en unos días. Se trata del número unitario que presentaba el “Mangaverse” de Marvel, un extraño experimento noventero que unía los cómics de la casa de las ideas con estéticas y argumentos propios del manga y el anime. Y a su lado, otra curiosidad, un recopilatorio de DC que explica los orígenes de varios de sus superhéroes.

VIENA

Viena2

Viena también está bastante surtida de tiendas de cómics, el problema es que varias de ellas se encuentran algo alejadas del centro, y por lo tanto, es más difícil encajar sus visitas en un planning más o menos apretado. Al final nos decidimos por dos de ellas, una de las cuales es realmente céntrica, y la otra se encuentra apenas cruzando un puente, así que también se puede llegar con facilidad. Por desgracia, la primera de ellas fue una decepción. Se llama Comics Hutterer y cuenta con dos tiendas en Berlín. Como os decía, una de ellas se encuentra justo en el meollo, a pocos metros de la casa de Mozart o la famosa Catedral de St. Stephan, pero a no ser que sepas leer alemán, o lo único que quieras sea comprar merchandising, lo tienes crudo. Apenas tenían un expositor con algunos cómics de grapa de Marvel y DC, el resto era todo publicación en alemán, y tenían una pequeña sección de cómic en francés. La tienda es muy pequeña, y por dentro tiene más pinta de papelería que otra cosa (aunque por fuera es muy llamativa con su figura de Spiderman). Por lo que se puede ver en la web, su otra tienda es mucho más grande y tiene mucha más oferta, así que si tenéis tiempo, es para pensárselo.

Cruzando el Marienbrücke, muy cerca de Comics Hutterer, nos encontramos con Collector’s Corner (Gledlerstrasse). Es una tienda pequeñita y llena hasta el techo de cómics y merchandising, aunque el 90% es cómic USA y no interesará mucho a los otakus. Está tan atiborrada que es algo complicado “navegar” por ahí, y da la sensación que el hombre se dedica más a la venta por Internet que otra cosa, pero aún así, siempre se puede encontrar algo interesante (aunque no precisamente barato).

Viena3

En Collector’s Corner nos hicimos con el primer tomo recopilatorio de “Hellblazer”, además de una revista de cómics dedicada al 50 aniversario de los 4 Fantásticos. Lo demás que véis debajo no lo compramos en ninguna tienda de cómics. Con el título “Auf der Couch” (supongo que se puede traducir como “en el diván”), encontramos un recopilatorio de tiras cómicas sobre el psicoanalismo de Freud publicadas en The New Yorker. Todas las tiras están comentadas… en alemán. Pero afortunadamente las tiras se encuentran en su versión original inglesa. Una curiosidad que compramos en el Museo Freud, que está situado en la que fue su casa en Viena (antes de exiliarse a Londres con la llegada de los nazis). A su lado, tenemos una revista llamada “Pranke” dedicada al cine fantástico, y haciendo un especial sobre el kaiju eiga (y que venía con posavasos kaiju de regalo), y debajo una curiosa revista bilingüe alemán-inglés, dedicada al terror, la ciencia ficción y la fantasía. Ambas las encontramos en una tienda “gótica” (con CDs de Gothic Metal, Black Metal, camisetas de pelis de terror, etc.), aunque soy incapaz de recordar exactamente donde se encontraba (y como en Viena no hay Google Street View…).

ZÚRICH

Zurich1

Llegamos a Zúrich, y en nuestro primer paseo nos damos cuenta de que a dos calles se encuentra un mini triángulo friki, una vez más casualidad (o destino). Por desgracia, en Zúrich los horarios de apertura son bastante limitados en fin de semana, y apenas tuvimos tiempo de visitar una de las tiendas. Se trata de Analph, una tienda bastante grande y algo alejada de la zona céntrica (pero con un paseo se llega hasta Werdstrasse, por el puente Stauffacherbrücke), y que cuenta con un sótano dedicada los saldos de figuras y cómics, y una planta superior que toca el cómic americano, el europeo y el manga, aunque en su mayoría en alemán. Dispone también con un buen número de ejemplares en inglés, con lo que vale la pena darse un paseo por ahí, aunque comprar es más complicado debido a los elevados precios que tiene absolutamente todo en Zúrich.

Zurich2

Ya en el mismísimo centro de Zúrich, fuimos capaces de encontrar otra tienda de cómics. Tiene el original nombre de Comic’s Shop, y se encuentra en una de las pequeñas calles peatonales del centro (concretamente en Froschaugasse nº7, paralela a la Synagogengasse). Una pegatina en la misma puerta de la entrada ya te indica que estás entrando en zona “bande dessinée”, es decir, de cómic francés o belga, y eso es lo que venden principalmente, aparte de algunos manga en francés y algo de cómic USA. En la calle tenían una serie de cajas con saldos de manga y otros cómics en alemán a precios asequibles, pero con un estado algo deteriorado y cuyos títulos tampoco eran de mucho interés.

Zurich3

Con lo caro que resulta Zúrich, solo llegamos a comprar en una tienda especializada un cómic de Kiss para cumplir con nuestro cometido, pero poco después nos llevamos una agradable sorpresa. En uno de los habituales “mercadillos de pulgas” que se suelen organizar los fines de semana (este delante mismo del lago, en Bürkliplatz), nos encontramos con un señor americano que entre muchas otras cosas, vendía cómics que se había comprado de pequeño. Había un montón considerable, con un montón de cómics Marvel de los años 60 y 70. Nos los queríamos llevar todos, pero nuestra consciencia nos aconsejó dejarlo en dos. El primero de ellos de Los Vengadores, con una bonita portada en la que que se enfrentan entre ellos ante la Tour Eiffel (que habíamos visitado unos días antes), y el segundo, un recopilatorio de 1964 de algunas de las historias más famosas de Marvel hasta entonces, destacando en portada a un Spiderman contra Daredevil.

LIÓN

Lyon1

Lo de parar en Lión no estaba previsto, pero la imposibilidad de encontrar billetes para volver a casa, nos obligó a hacer noche. Tardé pocos minutos en ver donde se encontraban las tiendas de cómics. El problema que nos encontramos es que el lunes era el día de descanso semanal de la gran mayoría de tiendas, con lo cual nos dirigimos hacia una de ellas con pocas esperanzas. Afortunadamente, Bande Dessinée estaba abierta, y valió la pena subir el montón de escaleras que llevaban hasta Grande Rue de la Croix-Rousse (metro: Croix-Rousse). Como os podéis imaginar por el nombre de la tienda, estamos ante otro paraíso para el amante del cómic franco-belga. Al entrar, uno se encuentra rodeado de álbumes por todas partes (lógicamente en francés). Al fondo, se encuentra la sección de manga, bastante extensa, y unos pocos cómics USA. Cabe decir que todo lo que se vende en esta tienda es edición francesa, así que aparte de algún manga en japonés, no hay ninguna versión en inglés, ni siquiera del cómic USA.

Lyon2

Fue en Bande Dessinée donde nos llevamos otra de las grandes sorpresas del viaje. Y es que en Francia acaba de publicarse el primer tomo de Kamen Rider, en una fabulosa edición de tapa dura. Otra hostia que nos meten estos franceses. A esto hay que añadirle “Soil”, un manga algo diferente que conocimos a través de Mangaland, y otra curiosidad, “Santetsu”. Este es uno de esos mangas que difícilmente veremos publicados aquí, y es que se trata de un one-shot publicado por Glénat, que cuenta la historia real de lo ocurrido en una línea de tren, en el fatídico día del terremoto, y posterior tsunami, de 2011.

Las dos revistas que aparecen en la foto las pudimos encontrar en un Relay de la estación de tren, y que no dejan de ser otro ejemplo más del buen estado de salud que tiene el manga, el anime y la cultura japonesa en Francia. Y es que editar revistas de este tipo aquí, y que se lleguen a distribuir de forma masiva, es algo que solo podemos desear.

Y hasta aquí nuestra pequeña ruta europea de tiendas de cómics, que esperamos que os pueda servir en algún de vuestros próximos viajes. Nos despedimos envidiando a los franceses, y reclamando que en nuestras tiendas sea igual de normal que en las europeas, el encontrarte cómics en versión original (o incluso ediciones de otros países de títulos no publicados aquí, por ejemplo). Por pedir…