Kevin Smith, el rey de los nerds

Saludos cosmonautas,

hace muy poco citamos en un post dedicado a Lost la figura de Kevin Smith, el cineasta de New Jersey que durante varios años se convirtió por méritos propios en el Rey de los Nerds (por usar una palabra más americana, en lugar de friki). La culpa de ello fueron sus cinco películas de la llamada saga de New Jersey, pero también por una vida que le llevaría a consumar muchas de las fantasías nerd por excelencia: dirigir películas, ser actor, tener tu propia serie de dibujos animados, guionizar los cómics de tus personajes favoritos, e incluso montar su propia tienda de cómics. Con estos antecedentes, ya estábamos tardando en hablar de él en la Arcadia.

A pesar de sus 16 años de carrera, hablar de Kevin Smith sigue siendo sinónimo de “Clerks”, su primera y aclamadísima película de culto, que no dejaba de ser un relato autobiográfico de la vida de Smith como dependiente de una “convenience store” (es decir, como un “combini” japonés, o un super cutre en español). La película era un proyecto que se fraguó mientras estudiaba en una academia de cine, y acabó dejando esos estudios para poder llevarlo a cabo. No podemos decir que fuese una decisión equivocada, le costó 27.575 dólares (y tuvo que vender toda su colección de cómics para conseguirlos – algo duro para un nerd, está claro), y después del gran éxito de crítica y público acabó generando 3,1 millones de dólares de beneficios (parte de los cuales destinó a recuperar esa colección comiquera).

La película partía de una premisa sencillísima, Dante, el protagonista empleado de Quick Stop, no puede disfrutar de su día de fiesta ya que su jefe le llama pidiéndole que abra la tienda porque otro empleado se ha puesto enfermo. Y en realidad no pasa mucho más que eso. Lo que veremos a continuación es un continuo desfile de personajes por la tienda, y algunas situaciones un tanto curiosas, como un partido de hockey en la azotea del establecimiento, u otra que tiene lugar en los lavabos pero que mejor no os spoileamos (¿pero acaso no has visto “Clerks”? ¿cómo es posible?).La gran baza de la película, y lo que encandiló al público friki y no tan friki, fueron precisamente sus diálogos, faceta en la que siempre ha destacado Kevin Smith como guionista. Muchos de ellos estaban plagados de referencias a Star Wars y personajes de cómics, planteándose algunas de las premisas de estas obras, o desarrollándolas como sólo un auténtico nerd podría hacer. Y esto creó escuela. Hoy en día es muy habitual encontrarnos películas o series que incluyen este tipo de conversaciones, The Big Bang Theory sería el ejemplo más claro actualmente, y estamos seguros que lo que hizo Kevin Smith en “Clerks” y en posteriores películas tuvo algo que ver.

Pero hubo algo más en “Clerks” que ha perdurado. Fueron dos personajes icónicos que salieron de la mente de Kevin Smith: Jay y Silent Bob, una especie de Laurel y Hardy modernos, o mejor dicho unos C3-PO y un R2D2 de carne y hueso. El uno es un pervertido con la boca muy sucia, que se pasa el día vacilando y tocándose las partes nobles. El otro, tal y como indica su apodo “silent”, prácticamente no habla nunca, aunque cuando lo hace deja a todo el mundo boquiabierto por las perlas de  sabiduría que suelta (por cierto, Silent Bob es Kevin Smith).

Jay & Bob delante del Quick Stop. En realidad, “Clerks” estaba inspirada en la vida de Kevin Smith, pero no como Silent Bob, sino como Dante, ya que el propio Kevin Smith trabajaba en el Quick Stop, el mismo que salía en la película, y compaginaba su trabajo en el super con el rodaje de la película.

Se podría decir, en términos “lostianos”, que Jay & Silent Bob son la “constante” de su saga fílmica, ya que aparecen en sus primeras cinco películas, y acostumbran a conocer a los distintos personajes, y es a partir de ellos que se crea normalmente un nexo de unión entre todas estas pelis de la llamada “Saga de New Jersey”. Pero esto no se limita simplemente a sacar a Jay & Bob en todas ellas, realmente hay un universo definido, con unos personajes que se conocen entre ellos y que se referencian los unos a los otros aunque ni siquiera aparezcan en la película. Y ojo, que esto no es algo hecho completamente sobre la marcha, ya que si veis, por ejemplo, “Mallrats”, en la escena final aparece algo que no pasará hasta tres películas después.

http://www.youtube.com/watch?v=82y5dc4XUR8

Lo curioso de todo esto es que Kevin Smith es uno de esos directores que tiene  actores fetiche, y por lo tanto en muchas de sus películas veremos desfilar los mismo nombres, como son Jason Lee, Joey Lauren Adams, y sobretodo Ben Affleck, que de hecho fue un “descubrimiento” de Kevin Smith (“se lo podría haber ahorrado” pensarán algunos, con parte de razón). El problema de esto, es que estos mismos actores acaban representando diferentes personajes de un mismo mundo, con lo cual algun lío puede hacerse uno a la hora de entender como está tejida la red de relaciones. El delirio ya es máximo en la última película, “Jay & Silent Bob Strike Back”, ya que salen todos los personajes en la misma (aunque creemos recordar que no se llegan a cruzar nunca).

Vamos a repasar entonces las películas de la saga de New Jersey. Ya hemos hablado de “Clerks”, la película que convirtió a Kevin Smith en una nueva promesa, y por ello, y con más presupuesto pudo rodar “Mallrats”, una película en la se descubriría el talento de Jason Lee (ahora muy popular por su papel en “Me llamo Earl”), y tendría el morbo de contar con Shannon Doherty, la mítica Brenda en “Sensación de vivir”. Muchos ven “Mallrats” como una de las pelis más flojas de Kevin Smith, algo en lo que podríamos estar de acuerdo, pero su peli más floja (al menos por entonces), ya era mucho mejor que la media, y cualquiera con un mínimo de cultura comiquera sabrá disfrutar a lo grande de “Mallrats”, ya sea por sus hilarantes diálogos (como el de la posibilidad de que Superman le destroce el útero a Lois Lane con su esperma), o por la estelar aparición del mismísimo Stan Lee para darle una lección al nerd de Jason Lee (y no, no son familia).

La tercera entrega de la saga es para muchos la mejor película de Kevin Smith, algo también discutible, pero no se puede negar que en “Persiguiendo a Amy” Smith hizo un trabajo muy bueno, intentando alejarse del cine de puro entretenimiento de “Mallrats”, pero sin dejar de lado sus orígenes y sus influencias más frikis… de hecho, los protagonistas son dibujantes de cómics (y un calcador… esto… entintador). Además, “Persiguiendo a Amy” es el origen del cómic “Bluntman & Chronic”, dos superheroes muy especiales que, como veremos en el film, están basados en Jay & Silent Bob (y ellos reciben sus partes de los royalties por ello).

http://www.youtube.com/watch?v=20CRw3XdETA

La cuarta entrega es quizás una de las pelis más famosas de Kevin Smith, seguramente porque los dos protagonistas fueron Ben Affleck y Matt Damon, quienes estaban en su pico de popularidad después de ganar un Oscar por el guión de “El indomable Will Hunting”. Pero “Dogma” es también la película que más se aleja del estilo de la saga New Jersey, ya que se trata de una peli fantástica que nos cuenta la historia de dos ángeles caídos que quieren liarla parda para volver a entrar al cielo. Pero parte de su popularidad quizás se deba también a la controversia que creó al tratar de la religión de una forma tan “guai”, algo que hizo que Miramax, la distribuidora de cine “independiente” de Disney, cediera los derechos a Lions Gate Entertainment, para no verse involucrados en la polémica. Kevin Smith recibió más de 300.000 emails quejándose de “Dogma”, y que publicó en su página web.

Pero a pesar de salirse del estilo de la saga, “Dogma” tiene lugar en New Jersey, y como no podía ser de otra manera, Jay & Silent Bob tienen un papel, y encima bastante importante (ni más ni menos que de profetas), con lo cual queda incluída en la saga de todas maneras. Aunque la peli ya no gira tanto entorno a las “frikadas” (haberlas haylas), “Dogma” es responsable de la creación del “Jesucristo Colega” o “Buddy Jesus” (parte de la campaña de “Catolicismo Guai”), esa imagen de un Jesucristo sonriente y mostrando su pulgar hacia arriba en plan “cool”, que ha traspasado la pequeña pantalla, y seguro que muchos ni siquiera saben de donde ha salido ese “Cristo Guai”. Por cierto, también sale Dios en la peli…

http://www.youtube.com/watch?v=CtMG_7vTlyE

La última entrega, y que iba a cerrar la saga (casi) definitivamente, fue la ya mencionada “Jay & Silent Bob Strike Back”, y este título tan Star Wars ya es toda una declaración de intenciones. La historia empieza con los comiqueros de “Persiguiendo a Amy” vendiendo los derechos de los personajes Bluntman & Chronic a unos estudios de Hollywood que quieren realizar la película. A Jay & Bob no les sienta nada bien, quieren su parte de pastel, y si no la tienen, van a sabotear la película. Así pues, estamos ante una “road movie”, algo chorra en muchos aspectos, pero que es una simple excusa para recuperar a todos los personajes de la saga, y encima, sacar a un montón de colegas de Smith, incluyendo al protagonista de “American Pie” o al mismo Dawson de “Dawson crece”. Y eso no es todo, también aparecen Gus Van Sant, dirigiendo una supuesta segunda parte de “El Indomable Will Hunting”, en la que aparecen de nuevo Matt Damon y Ben Affleck interpretándose a si mismos. Pero el cameo más importante está relacionado con el título de la película, ya que aparecen los mismísimos hermanos Skywalker, Mark Hamill y Carrie Fisher, es decir, Luke y Leia, él haciendo de malo en la película dentro de la película, y ella haciendo de monja que tiene un encontronazo con Jay & Silent Bob. Como decíamos, no es que sea una gran película, es simplemente un fin de fiesta que cualquier fan de la saga podrá disfrutar.

El cierre de la Saga de New Jersey no fue en absoluto el fin de las películas de Kevin Smith, le seguirían la lacrimógena “Jersey Girl”, una secuela de Clerks que evidentemente no estuvo a la altura, y “Zack & Miri make a porno”… Pero lo cierto es que lo dejaremos aquí porque, ya que a partir de este punto lo más interesante de Kevin Smith dejaron de ser sus películas, que empezó a compaginar con una vida “friki” muy activa. Aquí empezó, por ejemplo, a cumplir uno de los grande sueños de cualquier friki, guionizar los cómics de algunos de sus personajes preferidos. Así pues, pudimos verle encargándose de algunas historias para Green Arrow, Daredevil, (incluso hizo un cameo en la infumable versión cinematográfica), Spiderman, la Gata Negra, Batman…

Pero no sólo se publicaron sus cómics de DC y Marvel, sino que aún consiguió algo mejor, publicar sus propios cómics, basados en los personajes de sus películas y que venían a completar las historias contadas en las películas. Por ejemplo, tenemos un ejemplar de “Clerks: The Lost Scene” en el que se nos cuenta lo que pasó en una escena que nunca llegó a rodarse en la película, aunque sí vemos el antes y el después.

O tenemos también “Persiguiendo a Dogma”, en el que se nos cuenta lo que pasó entre “Persiguiendo a Amy” y “Dogma”, algo que nunca llegamos a ver.

Aparte, tenemos también el auténtico cómic de “Bluntman & Chronic”…

E incluso algunas aventuras de Dante y Randy, los motivados trabajadores del Quick Stop (en la edición española se incluye “The Lost Scene”).

Quizás toda esta actividad sería suficiente para cumplir los sueños de cualquier nerd, pero Kevin Smith aún tuvo tiempo para escribir un libro, o diario, sobre su “aburridísima” vida (My boring ass-life) y que aún no hemos leído, y montar su propia tienda de cómics (física y virtual).

¿Queréis más? Estuvo a punto de guionizar la última película de Superman, y aunque no lo cnsiguió, eso le llevó a enfrentarse al mismísimo Tim Burton, y a conocer a algunos superproductores de Hollywood excéntricos obsesionados con las arañas gigantes. Anécdotas que fueron recogidas en una serie de charlas que Smith dio en algunas universidades americanas, y que os recomendamos ver en su totalidad un día de estos. Por ahora os dejamos con un fragmento más que interesante, en el que veremos como se montan las cosas en Hollywood, y entenderemos muchas cosas…:

Pero aún hay más, porque llegó a hacer una serie de animación basada en Clerks, lo cual también le llevó a hacer muñequitos de los personajes. Es decir, tenía su propio muñequito de Silent Bob, ¡increíble! Aquí tenéis, en su versión animada, la “lost scene” que apareció en cómic…

Seguramente podríamos seguir con más historias que han convertido la vida de Kevin Smith en una auténtico camino lleno de Todo Lo Que Mola, y es por eso que se merecía aparecer en la Arcadia, por eso… y bueno, porque nos encantan todas estas películas.