29è Saló Internacional del Còmic de Barcelona

Saludos cosmonautas,

durante todo el fin de semana hemos tenido la Arcadia aparcada junto al Saló del Còmic de Barcelona, y es que desde viernes a domingo se nos ha podido ver dando tumbos por ahí, encontrándonos con un montón de gente, e incluso iniciando un pequeño proyecto de seguimiento, cámara en mano, de un autor que está a punto de publicar un nuevo cómic (adivinad). Con esta edición, a punto de llegar al 30 aniversario, nos hemos dado cuenta de que hace casi 19 años que asistimos al evento comiquero por excelencia (aunque reconocemos haberle sido infiel algunos años).

Empezamos yendo en la décima edición, cuando aún se hacía en el Mercat del Born, para pasar luego a Estació de França, y finalmente, ganando muchos metros pero quizás perdiendo un poco el “ambientillo”, en la Fira de Barcelona. Y anda que no ha llovido desde entonces. Sin duda el Saló es ahora muy internacional, con muchos autores famosos, tanto clásicos como los más populares del momento, pero también hay que reconocer que, como pasa en el Saló del Manga, el merchandising cada vez le está ganando más espacio al cómic en si, y si a eso le sumamos que muchos stands simplemente se dedican a vender las últimas novedades, o que hay muchos otros, muy enormes, dedicados exclusivamente a publicitar películas… pues sí, ha perdido para mí parte del encanto que tenían los lugares anteriores, más concentrados y con mucho más cómic por todas partes, se respiraba más esa pasión coleccionista, esa búsqueda de números antiguos, de cómics viejos, algo que aún se encuentra (¡mas faltaría!), pero que parece que es algo que no llama la atención a los fans más jovencitos.

Pero vale ya de tanta lagrimita y tanto cuento del Abuelo Cebolleta, porque el Saló sigue teniendo su interés a pesar de las mutaciones, y sobran los motivos para ir. Ya sea por las exposiciones, las firmas, conferencias, etc. ¡Y amigos, muchos amigos! Encuentros que usaremos de excusa para recordar nuestras fabulosas Entrevistas Pirata (clicad en los nombres para verlas).

 Aquí estamos con los protagonistas de la última y la penúltima Entrevista Pirata, delante del stand de autoeditores donde se podía comprar, entre otras cosas, Crónicas PSN. Además, Martín Piñol y Andrés Palomino son Jedi i Padawan en esto de los monólogos.

Aunque él siempre pensó que sería un eucalipto lo que acabaría con su vida, aquí tenemos a Marc Pastor, el autor de “El año de la plaga“, a escasos segundos de convertirse en zombie, y de recibir un balazo piadoso por nuestra parte.

Y no podía faltar uno que nos gana a todos en veteranía en esto de los salones. Cels Piñol hace realidad uno de sus sueños, y se hace con el escudo del Capitán América. 

Lo cierto es que al encontrarnos a tanta gente (y faltaría aquí alguna foto de Marc Bernabé, Adrián Montiel, o Jaume Estruch) el comprar se hacía algo complicado, e inclusoel primer día nos fuimos con las manos vacías, todo un récord. Pero tranquilos, porque el domingo ya nos quedamos bastante a gusto con nuestro botín final:

Empezando por arriba a la izquierda, tenemos los dos primeros números de Gantz y también el número 20. Hacía tiempo que queríamos hacernos con la colección pero nos habían dicho que era difícil encontrar el número 20, algo que hemos ido comprobando en casi todas las incursiones a tiendas de cómics que hemos hecho en el último año. Al encontrar en el Saló el número 20, y teniendo a nuestro lado a Marc Bernabé, traductor de Gantz, al final no le hemos dado más vueltas.

A continuación tenemos Atomic Robo. Leímos por Internet una historia y nos encantó este personaje, un robot creado por el mismo Tesla que, en el número que nosotros leímos, se obsesionaba con la literatura Pulp y quería convertirse en un justiciero. Recomendadísimo.

Tenemos también un número de El Víbora, y seguimos buscando más. ¿Por qué ese interés? Pues porque en este número sigue la historia de Tatsumi Yoshihiro, el creador del gekiga, en una de las primeras historias manga publicadas en español, y de la que ya os hablamos en este post.

En la segunda fila tenemos la colección completa de Neck & Cold, de la colección Laberinto que sacó hace ya unos cuantos años Planeta, y que se dedicó a publicar obras de autores españoles. Esta obra, concretamente, cuenta con Cels Piñol de guionista y Ángel Unzueta a los lápices. Lo cierto es que ya compramos el número 1 en su momento, pero después de unos 15 años hemos querido saber como terminaba la historia.

El gran Aleix Saló vuelve otra vez con su humor lleno de crítica y reflexión, pero ahora se atreve a contarnos una historia de cabo a rabo. Españistán nos habla de un cani que se pateará un país al borde del abismo para intentar liberarse de su hipoteca. En su viaje, al más puro estilo Señor de los Anillos, se encontrará a personajes de todo tipo, desde funcionarios a presidentes, e incluso escuadrones de la SGAE al más puro estilo Mad Max.

Al lado de Aleix Saló, tenemos al gran Liniers con una nueva entrega de Macanudo. Si no conocéis las tiras de este argentino, ya estáis tardando. Hay que reconocer que tiene un humor muy particular, pero muchas de sus tiras son sencillamente brillantes.

Y con una portada curiosamente parecida, tenemos ya el 4º recopilatorio de otro crack del humor, en este caso, el humor culturalmente disperso. Andrés Palomino presenta Las Crónicas PSN, 400 Gólems, y lo tenemos firmado y dedicado, como tiene que ser.

En la última fila, dos números viejunos de Micronautas, unos personajes no excesivamente conocidos, pero para algunos de culto, y que yo conocí de pequeño con algunas historias cortas que aparecían en otro cómic. No recordamos cual era ese cómic, pero sí lo curiosos que nos parecieron estos personajes, que se salían bastante de lo habitual en el cómic americano de superhéroes.

Creemos que Blacksad no necesita presentación a estas alturas, pero para nosotros es nuestra primera toma de contacto, y hemos quedado encantados. La fauna animal es la que llena estas páginas protagonizadas por un investigador privado felino, al más puro estilo noir. Tanto el dibujo como el guión de 10.

Y por último, Crossed, la incursión de Garth Ennis en el tema zombie. Nos lo hemos comprado porque nos prometieron que era como “Los muertos vivientes” pero más fuerte, ¿será verdad?

Y hasta aquí el breve repaso a esta nueva edición del Saló del Còmic, pero en realidad no deja de ser un aperitivo al reportaje de seguimiento que estamos preparando. ¡En unas semanas podréis verlo!