TLQM: El Capitán Harlock (a cuatro manos)

Saludos cosmonautas,

hace mucho tiempo que teníamos pendiente hablar de una obra muy crucial para este blog. La obra que nos dio parte del nombre de la Arcadia de Urías. Pero era importante para nosotros hacerlo bien, hacerlo a lo grande y de forma especial. Lo que no esperábamos es que al final lo íbamos a hacer con colaboración incluída de otro gran fan de la obra de Leiji Matsumoto, ¡estamos muy contentos! Así pues, os dejamos con la presentación en vídeo que hemos hecho Ale y un servidor de esta reseña de algo que es 100% TLQM ™.

También puedes verlo en YouTube.

  • Título: キャプテンハーロック —Captain Harlock— (Capitán Harlock, el pirata espacial)
  • Autor: Leiji Matsumoto
  • Editorial: Glénat
  • Años publicación: 2003
  • Clasificación: shōnen
  • Tomos: 5

Formato de ficha fusilado con amor de MangaLand

En el vídeo ya hemos dejado claro que para nosotros “El Capitán Harlock” no es una obra que podamos analizar de una forma más o menos objetiva, ya que la série nos fascinó y nos marcó desde pequeños, y por lo tanto, la sensación de nostalgia es intensa. Aún así, recuperar el personaje con la lectura del manga ha hecho que nos demos cuenta de muchas cosas que lógicamente nos pasaron por alto de pequeños.

Para los que no saben nada del argumento, decir que “El Capitán Harlock” narra la historia de como un pirata espacial intenta proteger la tierra de la amenaza de las Mazon, unas intrigantes mujeres que arden como el papel. Los habitantes de la tierra se han convertido en unos seres vagos, acomodados y cobardes, que son incapaces de hacer nada para repeler el próximo ataque de las Mazon, y en realidad, poco les importa (prefieren jugar al golf). Esto se contrapone con la tripulación de la Arcadia y su capitán, ya que su amor por el planeta tierra les lleva a convertirse en forajidos espaciales y a defender el planeta de las Mazon a pesar de su contínua decepción con la especie humana.

2002804864302844548_rs

No podemos olvidar que “El Capitán Harlock” sería una Space Opera en toda regla, y como tal, sus planteamientos se alejan bastante de la seriedad de la mayoría de obras de Ciencia Ficción. No hay grandes planteamientos científicos, si no que las cosas son como son y no hay que buscarle más. En ese sentido, se trata de dejar llevar por la épica y el romanticismo del personaje, un pirata espacial con una cicatriz en la cara, que siente nostalgia por un pasado que ya se fue, y tristeza por los amigos que perdió, y como es capaz de dar su vida para proteger lo que más quiere. En definitiva, nos está contando las aventuras de un auténtico outsider, de alguien que no encaja, que no encuentra su lugar en el mundo, y que ha tenido que largarse al espacio para sentir la libertad. Algo que, en muchos sentidos, encaja mucho con nuestra Arcadia, y que sin duda cautivó al pequeño Urías.

Lo que más nos gusta de “El Capitán Harlock” son las escenas que transcurren dentro de la Arcadia y que muestran como viven sus tripulantes. En un principio puede parecer que todos esos personajes feos, bajitos y gordos son iguales que los habitantes de la tierra, que solo les importa beber, comer y dormir. Pero rápidamente nos damos cuenta de que esto no es así. Además, estos personajes secundarios cumplen una función importante dentro del manga, son ellos lo que convierten esta obra en algo más, en algo diferente. Es su capacidad de rebajar el tono épico, serio y a veces incluso “flipado” de la obra en general. Ellos están ahí para darle un toque de humor, para decirle al lector, “no te lo tomes tan en serio”, y eso es algo que humaniza un poco más la obra, lo que la aleja de aquellos planteamientos más dramáticos, y a veces exagerados, de muchos otros manga del estilo. Todo ese aspecto más dramático y épico se lo dejan normalmente a los personajes protagonistas, más estilizados en el dibujo (aunque a menudo Matsumoto les dibuja unos cabezones de cuidado), y con ello nos ha dejado la poderosa imagen de Harlock, la de la enigmática Mime, o la sex-symbol para pre-púberes Yuki.

Aún no hemos descubierto porqué Leiji Matsumoto decidió que el manga se acabará después de 5 tomos, dejando la historia completamente colgada justo en el momento más crítico. Y aunque para ello nos queda el anime (cuyos 42 episodios óbviamente dan para mucho más), creemos que “El Capitán Harlock” consigue con esos 5 tomos decir todo lo que tiene que decir. En cualquier caso, dejamos el análisis del anime para el futuro, y es que aún nos quedan por ver algunos de los OVAS que se han hecho.

En definitiva, pensamos que “El Capitán Harlock” es una fantástica obra de aventuras espaciales, con unos personajes muy carismáticos, con grandes momentos de emoción y también con situaciones y diálogos muy divertidos (aunque no lo parezca a priori). También es una obra muy setentera, tanto por su estética, com por la forma de abordar las historias. Esto último para nosotros es un punto a favor, pero puede que para algunos sea todo lo contrario. Pero no hace falta decir que, por el impacto que tuvo el personaje en su momento, y la importancia de su autor Leiji Matsumoto, pensamos que es una obra imprescindible.

Y ahora dirigiros corriendo a pepinismo para leer la reseña de Ale. Y estad atentos a los inminentes proyectos TLQM ™.

PD: Por cierto, Marc Bernabé ha aceptado el desafío que le lanzábamos en el vídeo y ha respondido. No os perdáis su historia después de leer las reseñas.