Aku no Hana, locos por Baudelaire

Saludos, cosmonautas.

Hace pocos días recibía un mensaje directo en Twitter de Marc Bernabé. Me recomendaba que me leyese un manga llamado “Aku no hana” (Las flores del mal), porque seguramente iba a gustarme. A estas alturas, Marc conoce bastante bien mis gustos, así que si insistía de esta manera es que realmente tenía que ser algo interesante. Le hice caso inmediatamente y al poco tiempo ya llevaba leídos la mitad de los tomos publicados.

aku-no-hana-2042873
“Aku no hana”, obra de Shûzo Oshimi, fue nominada a los Premios Manga Taisho del año pasado, y  hace poco más de un mes ha sido adaptada al anime (con cierto revuelo por su peculiar estilo). El título del manga es a la vez el título de la obra más famosa de Charles Baudelaire (Les fleurs du mal), poeta francés y traductor de Edgar Allan Poe, que escandalizó con sus poemas sobre el sexo, la muerte, e incluso el lesbianismo. Y si tenemos en cuenta de donde sale la inspiración, en seguida nos daremos cuenta de que “Aku no hana” no es el enésimo manga de institutos con triángulo amoroso, aunque pueda parecerlo al principio.

La historia empieza como muchas otras típicas historias de manga de instituto, un chico tímido y especial está enamorado de la chica más guapa e inteligente de la clase. Pero hay otra chica, problemática y sin amigos, que se sienta detrás del chico y que descubrirá a este haciendo algo malo. A partir de ese momento se entabla una relación entre la chica problemática y el chico tímido, y que involucrará a la chica guapa e inteligente. Se podría resumir la historia de esta manera y no estaríamos mintiendo, pero quizás deberíamos acercarnos un poco más para ver los detalles. Veamos…

Nos situamos en una pequeña ciudad japonesa, rodeada de montañas, y algo aislada del resto del mundo. El chico es un devorador de libros, su favorito es “Las flores del mal” de Baudelaire, y cree que nadie en su dichoso pueblo es capaz de entender sus lecturas, se cree más inteligente que nadie por ello, aunque en realidad es tímido a más no poder y apenas abre la boca. Un día, por accidente, se topa con la ropa de gimnasia de la chica guapa e inteligente. Mientras se embriaga del olor de la ropa, oye un ruido, se asusta, y sale corriendo con la ropa en sus manos. Al día siguiente en clase el profesor explica que alguien ha robado la ropa de la chica guapa e inteligente, así que mucho cuidado, porque hay un pervertido cerca. Este es el secreto del chico tímido. Para su desgracia, la chica problemática le vio coger la ropa. Se acerca a él y promete no chivarle nada a nadie, pero a cambio, tendrá que firmar un “contrato” con ella. Convirtiéndose en ese momento en víctima de las perversidades de esta retorcida chica. La cosa se complicará aún más cuando la chica guapa e inteligente se fije finalmente en el chico tímido y empiecen a salir. Cuando el chico ve cumplido su mayor sueño empieza su calvario, ya que la chica problemática hará todo lo posible para amargarle la existencia. Y esto es solo el principio. A partir de ese momento las relaciones entre estos tres estudiantes se volverán cada vez más complejas y dramáticas, hasta llegar a situaciones extremas.

aku-no-hana-2042929

Como os decía, poco que ver con el típico manga de institutos que puede parecer al principio. Esto no es Kimagure Orange Road, cosmonautas. Y aunque la historia se lleva al extremo, puede ser mucho más realista que cualquier otro manga escolar de los que leemos habitualmente. El bullying en Japón es un problema muy extendido, y la época de instituto puede ser un auténtico calvario para un chico o chica que es considerado diferente o inferior. La historia de “Aku no hana” nos cuenta como un chico es primero víctima de este acoso, acaba sufriendo una especie de síndrome de Estocolmo, y finalmente se revela contra una comunidad que se rige por unas rígidas pautas sociales, la rutina, lo predeterminado. Las montañas que rodean el pueblo le oprimen, y encuentra en su torturadora una vía de escape.

aku-no-hana-3279107

Shûzo Oshimi ha planteado una historia de escalada continua que apenas deja que el lector respire, no le da tregua, y cuando crees que finalmente su protagonista tendrá un momento de felicidad, algo se tuerce. Nakamura, la chica problemática, es cruel con el protagonista, y el autor es cruel con el lector. Nos hacen sufrir, pero nos gusta. Quizás el único problema que le vemos es que este crescendo no se puede mantener para siempre, y no estamos seguros de que el tercer arco argumental pueda sostener el mismo nivel de tensión, pero Oshimi nos ha sorprendido a lo largo de 7 u 8 tomos, y podría seguir haciéndolo.

aku-no-hana-3356403

Marc Bernabé sabía lo que se hacía cuando nos recomendaba este manga tan “gafotaku“(aquí tenéis la reseña en Mangaland), un manga que no es para todo tipo de estómagos, pero que nos ha parecido muy interesante. De hecho, nos pasamos una tarde entera leyéndolo sin parar, entusiasmados con lo que iba a pasar a continuación. Si os gusta sufrir un poco, si queréis leer uno de esos manga que sólo pueden parir esos japoneses que saben como explotar la crueldad y la perversidad, “Aku no hana” es una muy buena opción.

aku-no-hana-3356429

Por último, dejadme comentar brevemente el anime, ya que al parecer muchos son los detractores de la adaptación del estudio Zexcs. Si bien el estilo de dibujo del manga no es precisamente algo muy original, de hecho al principio y en algunos fragmentos es bastante tosco (aunque va a mejor y está a la altura en los grandes momentos), en el anime se decidieron por la técnica de la rotoscopia (en pocas palabras, se dibuja encima de imagen real al estilo la peli de dibujos de El Señor de los Anillos). Dicha técnica da un aspecto mucho más realista a los personajes, y por lo tanto se alejan totalmente de los diseños de personajes del original, algo que desagrada a muchos (aunque sí es cierto que la técnica no está todo lo afinada que podría estar). Además, en contra de lo que suele suceder, el anime tiene un ritmo mucho más lento y pausado que el manga. Lo que puede pasar en unas pocas páginas, aquí sucede a lo largo de todo un capítulo.

screen-shot-2013-04-12-at-9-07-12-pm

El anime se toma su tiempo en recrear el ambiente opresivo, rutinario y aburrido de la ciudad y el instituto. La sensación es que el estudio o su director han querido hacer algo diferente, y no una mera adaptación del manga, como suele ser lo habitual. Creo que el planteamiento se puede resumir en esto: ¿para qué hacer una adaptación que se base simplemente en “animar” las viñetas? La historia es la misma, pero contada de otra forma. Y sinceramente, creo que es la mejor opción. Para encontrarme lo mismo que en el manga, me quedo con la obra original. Y creo que la esencia de “Aku no hana” sigue ahí, y diría que en algunos momentos llega a transmitir incluso mejor todas esas ideas que en el manga quedan algo más escondidas.

AkuNoHana_Comaprison

 

Comparando los diseños del manga y el anime. De hecho, para el tono de la historia, encajan más los del anime que los del manga (aunque luego el estilo de dibujo del manga evoluciona a mejor).